En www.malqueridabakery.com, encontrarás todo lo necesario para tu repostería creativa.

lunes, 1 de octubre de 2012

Today: Carrot Cake, tambien conocido como: Pastel de Zanahoria.


Como leéis, hoy os traigo con un delicioso bizcocho de zanahoria, la verdad es que hacia mucho que no hacia esta receta y fue una de las primeras que descubrí cuando me dio por la repostería.
He hecho un bizcocho pequeño, porque ya los que me conocen me empiezan a huir cada vez que me ven llegar con una cajita rosa muy mona, de repente todo el mundo desaparece y me quedo como el de los Filipinos pero al revés, vamos sin un amigo cerca...
Así que como me he despertado con la vena pastelera subida, he decidido hacer esta rica y fácil receta pero en chiqui tamaño.
Os cuento ingredientes para un molde de unos 18 cm:

2 huevos
125 gramos de azúcar
100 ml de aceite
150 gramos de harina
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de canela molida
1 pizca de sal
200 gramos de zanahoria rallada

PREPARACIÓN:

Batimos los huevos con el azúcar hasta que empiece a blanquear, sin dejar de batir introducimos el aceite. Mientras se va mezclando, tamizamos la harina, con la levadura, la sal, el bicarbonato y la canela.
Os he dicho alguna vez que odio tanto tamizar como la buttercream clásica? Pues ya lo sabéis, así que el sábado fui al maravilloso Ikea y me compré este super tamizador que me tiene loca, zas, zas y todo tamizadito, estoy super feliz!

Antes que preguntéis, la alfombrilla de trabajo también es de Ikea, y en breve os iré enseñando mas cositas que me compré el sábado y que a parte de ser bastante chulas son mas económicas que en las tiendas dedicadas a este tipo de materiales.
Incorporamos la harina tamizada y mezclamos con espátula.
Cuando tenemos una mezcla homogenea, añadimos la zanahoria rallada y volvemos a mezclar con la espátula.

Engrasamos con mantequilla el molde del bizcocho y espolvoreamos con harina para que no se nos pegue. 
Vertemos la masa en el molde e introducimos en el horno, que previamente habremos calentado a 160º y dejamos hornear durante 30 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar el palillo salga limpio.
Ya os he comentado en multitud de ocasiones que hornear es un mundo y que lo que en mi horno pueden ser 30 minutos a 160º, en el vuestro pueden ser 40 a 180º, así que lo mejor es vigilarlo de cerca y pincharlo con un palillo hasta que veamos que salga limpio.
No habrais el horno antes de los 20 minutos de cocción ya que lo asustareis y se quedará bajito.

Y este es el resultado:

 Por cierto, la base giratoria también es de Ikea, vamos que el sábado me dejé la Visa...

Como me ha sobrado un poco de masa porque no quería que me subiese mucho el bizcocho, la he horneado para tener bizcocho y hacer mañana unas cake pops... jijiji (risa maligna)

Viendo este bizcocho tan redondido, no os dan ganas de convertirlo en tarta? Pues os dejo que voy a ver que sale, así que el próximo post será tarta de zanahoria improvisada...

Mua!



0 comentarios:

Publicar un comentario

lunes, 1 de octubre de 2012

Today: Carrot Cake, tambien conocido como: Pastel de Zanahoria.


Como leéis, hoy os traigo con un delicioso bizcocho de zanahoria, la verdad es que hacia mucho que no hacia esta receta y fue una de las primeras que descubrí cuando me dio por la repostería.
He hecho un bizcocho pequeño, porque ya los que me conocen me empiezan a huir cada vez que me ven llegar con una cajita rosa muy mona, de repente todo el mundo desaparece y me quedo como el de los Filipinos pero al revés, vamos sin un amigo cerca...
Así que como me he despertado con la vena pastelera subida, he decidido hacer esta rica y fácil receta pero en chiqui tamaño.
Os cuento ingredientes para un molde de unos 18 cm:

2 huevos
125 gramos de azúcar
100 ml de aceite
150 gramos de harina
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharadita de canela molida
1 pizca de sal
200 gramos de zanahoria rallada

PREPARACIÓN:

Batimos los huevos con el azúcar hasta que empiece a blanquear, sin dejar de batir introducimos el aceite. Mientras se va mezclando, tamizamos la harina, con la levadura, la sal, el bicarbonato y la canela.
Os he dicho alguna vez que odio tanto tamizar como la buttercream clásica? Pues ya lo sabéis, así que el sábado fui al maravilloso Ikea y me compré este super tamizador que me tiene loca, zas, zas y todo tamizadito, estoy super feliz!

Antes que preguntéis, la alfombrilla de trabajo también es de Ikea, y en breve os iré enseñando mas cositas que me compré el sábado y que a parte de ser bastante chulas son mas económicas que en las tiendas dedicadas a este tipo de materiales.
Incorporamos la harina tamizada y mezclamos con espátula.
Cuando tenemos una mezcla homogenea, añadimos la zanahoria rallada y volvemos a mezclar con la espátula.

Engrasamos con mantequilla el molde del bizcocho y espolvoreamos con harina para que no se nos pegue. 
Vertemos la masa en el molde e introducimos en el horno, que previamente habremos calentado a 160º y dejamos hornear durante 30 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar el palillo salga limpio.
Ya os he comentado en multitud de ocasiones que hornear es un mundo y que lo que en mi horno pueden ser 30 minutos a 160º, en el vuestro pueden ser 40 a 180º, así que lo mejor es vigilarlo de cerca y pincharlo con un palillo hasta que veamos que salga limpio.
No habrais el horno antes de los 20 minutos de cocción ya que lo asustareis y se quedará bajito.

Y este es el resultado:

 Por cierto, la base giratoria también es de Ikea, vamos que el sábado me dejé la Visa...

Como me ha sobrado un poco de masa porque no quería que me subiese mucho el bizcocho, la he horneado para tener bizcocho y hacer mañana unas cake pops... jijiji (risa maligna)

Viendo este bizcocho tan redondido, no os dan ganas de convertirlo en tarta? Pues os dejo que voy a ver que sale, así que el próximo post será tarta de zanahoria improvisada...

Mua!