En www.malqueridabakery.com, encontrarás todo lo necesario para tu repostería creativa.

martes, 14 de abril de 2015

Caramel Barquillo's Cake (con dulce de leche)

La tarta que os traemos hoy, aparte de ser una cucada, esta especialmente dedicada a todos los anti-fondants.
Últimamente mucha gente nos pregunta como poder hacer una tarta que quede mona, pero que no lleve fondant, ya que aunque queda super chulo, empalaga demasiado y al comerla mucha gente termina quitando la capa de fondant para comerse únicamente la tarta. A esto yo ya le he puesto nombre:  "pelar la tarta".
Para todos ellos, va dedicada esta tarta, sin nada de fondant, y que puede solucionaros cualquier  celebración quedando como reyes.
La hemos llamado:


"Caramel Barquillo's Cake"

¿Qué necesito? (para un molde de unos 18 cm de diámetro)

Para el bizcocho (Madeira Sponge Cake)

4 huevos
200 gramos de mantequilla sin sal 
200 gramos de azúcar
2 cucharadas soperas de dulce de leche
300 gramos de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de bicarbonato
1 pizca de sal

Para la crema de dulce de leche

300 ml de nata vegetal
3 cucharadas soperas de dulce de leche

Para el almíbar

150 ml de agua
150 gramos de azúcar

Para decorar

Barquillos de chocolate

¿Cómo lo hago?

El bizcocho


Todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.
Precalentamos el horno a 160º calor arriba y abajo y sin aire.
Yo lo he hecho todo en el robot. Ponemos a batir la mantequilla con el azúcar a velocidad alta, durante unos 10 minutos, tenemos que ver como la mantequilla empieza a aumentar su volumen y ligeramente se blanquea. En este momento añadimos los huevos de uno en uno y sin dejar de batir.
Añadimos el dulce de leche y continuamos batiendo, si no os gusta, lo podéis sustituir por cualquier tipo de pasta Home Chef en las mismas cantidades. Aunque parezca que en este momento, la masa se ha cortado, no os preocupeis, en el momento que empezamos a añadir la harina se soluciona.


En un recipiente aparte, tamizamos la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal. Añadimos a cucharadas a la mezcla anterior, batiendo a muy baja velocidad  para que no pierda la esponjosidad.
Engrasamos y enharinamos un molde, en mi caso de 18 cm y cubrimos el fondo y las paredes con papel de horno. De esta forma el bizcocho crecerá mucho mas en altura y la tarta nos lucirá mucho mas.


Horneamos durante 45 minutos o hasta que al pinchar en el centro con un palillo, salga limpio.
Dejamos enfriar sobre una rejilla y desmoldamos.


La crema de dulce de leche

Comenzamos a batir la nata vegetal a velocidad muy alta, cuando comience a espumar, añadimos el dulce de leche y continuamos batiendo hasta que monte completamente.
Esta nata, si no la conocéis, monta muchísimo mas rápido que la convencional y se mantiene mucho mas firme.
No hace falta añadirle azúcar.
Reservamos en la nevera durante unos 15 minutos para que termine de coger consistencia.

El almíbar

Llevamos el agua a ebullición, añadimos el azúcar y mezclamos hasta que se disuelva completamente. Apartamos del fuego y dejamos enfriar.

Montaje de la tarta

Cuando el bizcocho esté completamente frío y la nata completamente firme, comenzamos el montaje de la tarta.
Dividimos el bizcocho con la ayuda de una lira de corte, habéis visto que alto?
Colocamos una base de tarta que sea un pelín mas grande que nuestro bizcocho, la mía es de 20 cm, y comenzamos a montar alternando una capa de crema con una de bizcocho previamente empapada en almíbar.
Cubrimos con el resto de la crema y dejamos enfriar en la nevera durante una media hora.


Sacamos de la nevera, cubrimos con una abundante capa de crema y empezamos a colocar los barquillos, uno junto a otro, sin dejar espacios.
Para que nos quede bonito, los barquillos tienen que ser todos de la misma altura, puede ser necesario que los igualéis con un cuchillo.
Le atamos un lacito que a parte de decorar nos sirve para que no se nos muevan los barquillos y espolvoreamos con sprinkles o cualquier tipo de azúcar de color.


A que queda mona? Ya podéis sorprender a todos vuestros invitados con esta maravilla, rápida, fácil y riquísima.
Yo he terminado la decoración de la mía con unos gatitos enamorados hechos en fondant.


Mientras preparamos el siguiente post, os seguimos leyendo en Fondant Pasión.


Besos a mogollón,


Malquerida






lunes, 6 de abril de 2015

Torrijas a deshora, como las hace mi madre.

Pasan los años, y yo me sigo preguntando: por qué solo comemos torrijas en Semana Santa? Si cuando mas ricas están es cuando no nos las ponen delante a todas horas!
Pues para celebrar que ya no estamos en Semana Santa, yo, me doy a las torrijas.
Las de hoy, son al estilo clásico como las hace mi madre. Sin cremas, vinos, zumos de naranjas, las de leche de toda la vida que son mis favoritas!

Torrijas de mi Madre

 ¿ Qué necesito?

Para unas 15 torrijas, yo he usado una barra de pan, depende del grosor del que las hagáis os saldrán mas o menos.
1 litro de leche
Cáscara de un limón
1 rama de canela
1 barra de pan, puede ser especial para torrijas, o del normal dejándolo de un día para otro para que endurezca.
2 huevos L batidos
Aceite de girasol
Azúcar
Canela en polvo

¿Como las hago?

El único gran secreto y truco de estas torrijas es dejar reposar la leche durante una noche entera.
El día anterior, ponemos en un cazo la leche, tres cucharadas soperas de azúcar, una rama de canela y la piel de un limón. Removemos de vez en cuando.
Cuando veamos que rompe a hervir, la retiramos del fuego y la dejamos reposar durante toda la noche, tapada.
A la mañana siguiente, troceamos la barra de pan en rebanadas no muy gruesas, empapamos las rebanadas en nuestra leche macerada, las pasamos por huevo batido y freímos en abundante y caliente aceite de girasol.

Quitamos el exceso de grasa dejándolas unos minutos sobre papel de cocina. Cuando aun están calientes, las pasamos por azúcar y canela previamente mezclada.

Listo!
Que ricas están, y a deshora, mas!

Si os sobra leche y mezcla de azúcar y canela, podéis hacer un almíbar ligero, llevándolo a ebullición en un cazo, y verterlo sobre las torrijas para evitar que se resequen pronto y siempre estén jugosas, en mi casa, esto no pasa, las termitas torrijeras acaban con ellas en un pis pas!!!

Seguimos con ofertas continuas en Malquerida Bakery y recibiendo todas vuestras recetas y  comentarios en Fondant Pasión.

Besos a cascoporro!

Mua,


Malquerida

martes, 31 de marzo de 2015

Dulces Londinenses Vol. II.: Brownie de queso y fresa / Strawberry &Cheese Brownie


Eres de los que siempre dudas si elegir tarta de queso o brownie a la hora de pedir el postre? Si la respuesta es si, este es tu postre. Una mezcla de brownie y tarta de queso que te va a convertirse en uno de tus preferidos en cuanto lo pruebes.

Brownie de Queso y Fresa

¿Qué necesito?

 Para el brownie

200 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1 tableta de chocolate, yo lo he utilizado con leche, pero puede ser negro o blanco, el que mas os guste!
250 gramos de azúcar
3 huevos
110 gramos de harina tamizada
75 gramos de fresas

Para la crema de queso

2 huevos
150 gramos de icing sugar
400 gramos de queso de untar (no vale desnatado)
1 chorrito de vainilla pura

¿Cómo lo hago?

Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo y sin aire.
Untamos el molde con mantequilla y lo espolvoreamos con harina. Sacudimos el exceso y reservamos. También podemos usar un spray antidesmoldante, funcionan de maravilla!
Yo tambien suelo ponerle papel de hornear en la base.

Derretimos el chocolate al baño maría y dejamos atemperar (con unos 10 minutos es suficiente)

Mezclamos la mantequilla con el azúcar, yo lo he hecho en el robot, hay que dejarlo batir a velocidad media unos 10 minutos, la mezcla tiene que ser ligera y esponjosa. Cuando observemos que aumenta ligeramente su tamaño, dejamos de batir.


Añadimos los huevos de uno en uno, no añadiremos el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado en la masa.

Añadimos el chocolate, integramos.

Por ultimo incorporamos la harina tamizada, removemos con una cuchara para no perder el aire de la mezcla y vertemos en el molde, reservando una parte.

En un recipiente aparte, mezclamos el queso, el icing sugar, los huevos y la vainilla. Dejamos batir unos 10 minutos hasta que la mezcla sea ligera.

Cubrimos la mezcla de chocolate que teníamos en el molde con esta crema de queso.

Trituramos las fresas en una batidora de vaso.



Colocamos a cucharadas el brownie restante sobre la capa de queso y vamos añadiendo cucharadas del puré de fresas.

Podemos ayudarnos de un cuchillo para mezclar las zonas de brownie y fresas con la capa de queso.
Horneamos durante unos 45 minutos, no hay que pasarse con el horneado, ya que la mezcla tiene que quedar cremosa y si nos pasamos se nos resecará.

Rápido y fácil. Os lo recomiendo 1000%

Os recuerdo que os seguimos leyendo en el grupo de Facebook Fondant Pasión, ya somos mas de 5000 los apasionados reposteros!
En  Malquerida Bakery seguimos con las ofertas tanto en productos como en envíos, no os las perdáis!

Nos leemos prontito.


Besos mil!


domingo, 15 de marzo de 2015

Palmeritas de Chocolate Express / Chocolate Butterfly Pie

Oh no! El otoño ha vuelto!!! Que depresión! Para solucionarlo sólo puedo darme a las palmeritas de chocolate, que no sabéis como hacerlas?
Pues son rápidas no, yo diría express, y están de muerte!

Palmeritas de Chocolate

¿Qué necesito?

Para las palmeras (24 unidades aprox.)

1 lámina de pasta de hojaldre.
Azúcar moreno
1 huevo

Para la cobertura de chocolate

30 gramos de mantequilla
100 gramos de chocolate con leche

¿Cómo lo hago?

Precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo y sin aire.
Extendemos la lamina de hojaldre. Podéis comprarla congelada o refrigerada, los mas intrépidos, podéis hacerla.

Tiene que estar fría para que podáis manejarla bien y no se os quede pegada.
Espolvoreamos la lamina con azúcar moreno.

Marcamos la mitad de la lamina con un cuchillo y comenzamos a enrollar, primero desde un extremo y después desde el otro para que se junten en el centro.

Metemos la masa en el congelador 10 minutos para que se enfríe y podamos cortarla mas fácilmente.
Cortamos en rodajas de 2 cm de grosor aproximadamente, ponemos sobre una bandeja de horno previamente cubierta con papel de horno y pintamos con huevo batido.

Horneamos unos 10 minutos o hasta que estén doradas.
Dejamos templar sobre una rejilla.


Que pintaza eh! Si queréis podéis comerlas así, están de muerte pero vamos a hacerlas mas apetecibles cubriéndolas de chocolate.

Derretimos 30 gramos de mantequilla sin sal al baño maría, añadimos 100 gramos de chocolate con leche y una cucharadita de vainilla de Madagascar liquida. Movemos hasta que se funda completamente.

Dejamos atemperar 10 minutos.
Cubrimos las palmeras y las metemos en el frigorífico 10 minutos para que el chocolate endurezca.
Si no queremos chocolatearlas, dejamos que se enfríen sobre una rejilla y espolvoreamos con icing sugar.


Como os quedáis? Hay algo mas rápido y mas rico? Ya no tenéis excusa para preparar una merienda express en cualquier momento y quedar como el perfecto anfitrión.
No os recuerdan a las galletas princesa?


Acordaros que os esperamos en Fondant Pasión para que compartais con nosotros vuestras dudas, creaciones y todo lo que se os ocurra relacionado con la repostería creativa.
Gracias Midu Photo por las fotos! 



Ya estamos preparando nuestra segunda dulce receta londinense!

Besos a mogollón!


Malquerida

viernes, 13 de marzo de 2015

Arrancamos Dulces Londinenses con Cuadraditos Millonaires.

Hola! Que abandonado tengo esto, pero es que no me da la vida.
No os voy a contar las mil y una batallas por las que no paso por aquí tan a menudo como me gustaría, el caso es que he vuelto y con mas ganas que nunca!
Os ha pasado alguna vez que haya caído en vuestras manos un libro de recetas y tengáis ganas de hacerlas todas? Pues eso mismo me pasó a mi la semana pasada, cuando llegó a mis manos "Un dulce en Londres" (gracias Miguelito).

Yo he vivido en Londres y siempre me ha gustado mucho su repostería, pero hasta el momento no me había puesto manos a la obra con ninguna de sus recetas. Hoy ya no puedo decir lo mismo.
Sobre la repostería inglesa os diré que tiene un ingrediente casi indispensable, la melaza, también conocida como miel negra o miel de caña. Tanto me ha gustado, que he decidido añadirla a los productos de la tienda, ya la tenéis disponible aquí.
Que me enrollo, vamos a por la primera de las recetas que he hecho de este maravillo libro, prometo que no será la última! 

Cuadraditos Millonaires



Estas galletas os van a encantar, eso si, empalagan muchísimo, por lo que os recomiendo que pongáis mas cantidad de galleta que de caramelo y chocolate o si no, que las cortéis en trozos pequeños, están deliciosas!
Esta receta, ya la he adaptado para que la capa de galleta os salga bastante mas gruesa que en la receta original.

¿Qué necesito? Para 12 unidades

Para la galleta

230 gramos de harina de repostería
220 gramos de mantequilla cortada en dados
50 gramos de icing sugar

Para el caramelo

50 gramos de mantequilla
50 gramos de azúcar
50 gramos de miel de caña
1 bote pequeño de leche condensada

Para el chocolate

150 gramos de chocolate con leche (una tableta)
50 gramos de mantequilla

¿Cómo lo hago?

La galleta

 Como siempre, todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.
Esta receta a parte de ser super fácil, es rápida y limpia. Veréis como a la primera tenéis unos ricos cuadraditos millonaires.


Precalentamos el horno a 160 grados, calor arriba y abajo, y sin aire.
Colocamos papel de hornear sobre una bandeja o molde de horno no muy alto
Tamizamos la harina junto al icing sugar, lo ponemos a batir en el robot junto a la mantequilla a velocidad rápida. Cuando veamos que se vuelve manejable, metemos las manos y amasamos hasta formar una bola.

Estiramos la masa sobre la bandeja de horno y horneamos durante unos 15 minutos, el aspecto de la galleta tiene que ser dorado.

Dejamos enfriar.


El caramelo

Mientras la masa se enfría, con que la dejemos media hora es suficiente, comenzamos a preparar el caramelo.
Ponemos en un cazo la mantequilla, cuando comience a derretirse añadimos el azúcar, la leche condensada y por último, la miel de caña. Tenemos que mantener a fuego lento unos 10 minutos, o hasta que veamos que la mezcla comienza a espesar y se vuelve color rubio oscuro.




Extendemos el caramelo sobre la galleta y lo ponemos a enfriar en el frigorífico unos 15 minutos. El caramelo tiene que quedarse bien duro.


El chocolate

En un cazo al baño maría derretimos la mantequilla junto al chocolate. Cuando este completamente liso, lo extendemos sobre el caramelo y dejamos endurecer en la nevera otros 15 minutos.


Pasado este tiempo, cortamos los cuadraditos con un cuchillo previamente humedecido en agua caliente.


Ya están listos! Fáciles y rápidos eh?


Las fotos tan maravillosas son de MIDU PHOTO, gracias!



Prometo que en breve tendréis una segunda entrega de dulces londinenses.


Besos mil!

martes, 14 de abril de 2015

Caramel Barquillo's Cake (con dulce de leche)

La tarta que os traemos hoy, aparte de ser una cucada, esta especialmente dedicada a todos los anti-fondants.
Últimamente mucha gente nos pregunta como poder hacer una tarta que quede mona, pero que no lleve fondant, ya que aunque queda super chulo, empalaga demasiado y al comerla mucha gente termina quitando la capa de fondant para comerse únicamente la tarta. A esto yo ya le he puesto nombre:  "pelar la tarta".
Para todos ellos, va dedicada esta tarta, sin nada de fondant, y que puede solucionaros cualquier  celebración quedando como reyes.
La hemos llamado:


"Caramel Barquillo's Cake"

¿Qué necesito? (para un molde de unos 18 cm de diámetro)

Para el bizcocho (Madeira Sponge Cake)

4 huevos
200 gramos de mantequilla sin sal 
200 gramos de azúcar
2 cucharadas soperas de dulce de leche
300 gramos de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de bicarbonato
1 pizca de sal

Para la crema de dulce de leche

300 ml de nata vegetal
3 cucharadas soperas de dulce de leche

Para el almíbar

150 ml de agua
150 gramos de azúcar

Para decorar

Barquillos de chocolate

¿Cómo lo hago?

El bizcocho


Todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.
Precalentamos el horno a 160º calor arriba y abajo y sin aire.
Yo lo he hecho todo en el robot. Ponemos a batir la mantequilla con el azúcar a velocidad alta, durante unos 10 minutos, tenemos que ver como la mantequilla empieza a aumentar su volumen y ligeramente se blanquea. En este momento añadimos los huevos de uno en uno y sin dejar de batir.
Añadimos el dulce de leche y continuamos batiendo, si no os gusta, lo podéis sustituir por cualquier tipo de pasta Home Chef en las mismas cantidades. Aunque parezca que en este momento, la masa se ha cortado, no os preocupeis, en el momento que empezamos a añadir la harina se soluciona.


En un recipiente aparte, tamizamos la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal. Añadimos a cucharadas a la mezcla anterior, batiendo a muy baja velocidad  para que no pierda la esponjosidad.
Engrasamos y enharinamos un molde, en mi caso de 18 cm y cubrimos el fondo y las paredes con papel de horno. De esta forma el bizcocho crecerá mucho mas en altura y la tarta nos lucirá mucho mas.


Horneamos durante 45 minutos o hasta que al pinchar en el centro con un palillo, salga limpio.
Dejamos enfriar sobre una rejilla y desmoldamos.


La crema de dulce de leche

Comenzamos a batir la nata vegetal a velocidad muy alta, cuando comience a espumar, añadimos el dulce de leche y continuamos batiendo hasta que monte completamente.
Esta nata, si no la conocéis, monta muchísimo mas rápido que la convencional y se mantiene mucho mas firme.
No hace falta añadirle azúcar.
Reservamos en la nevera durante unos 15 minutos para que termine de coger consistencia.

El almíbar

Llevamos el agua a ebullición, añadimos el azúcar y mezclamos hasta que se disuelva completamente. Apartamos del fuego y dejamos enfriar.

Montaje de la tarta

Cuando el bizcocho esté completamente frío y la nata completamente firme, comenzamos el montaje de la tarta.
Dividimos el bizcocho con la ayuda de una lira de corte, habéis visto que alto?
Colocamos una base de tarta que sea un pelín mas grande que nuestro bizcocho, la mía es de 20 cm, y comenzamos a montar alternando una capa de crema con una de bizcocho previamente empapada en almíbar.
Cubrimos con el resto de la crema y dejamos enfriar en la nevera durante una media hora.


Sacamos de la nevera, cubrimos con una abundante capa de crema y empezamos a colocar los barquillos, uno junto a otro, sin dejar espacios.
Para que nos quede bonito, los barquillos tienen que ser todos de la misma altura, puede ser necesario que los igualéis con un cuchillo.
Le atamos un lacito que a parte de decorar nos sirve para que no se nos muevan los barquillos y espolvoreamos con sprinkles o cualquier tipo de azúcar de color.


A que queda mona? Ya podéis sorprender a todos vuestros invitados con esta maravilla, rápida, fácil y riquísima.
Yo he terminado la decoración de la mía con unos gatitos enamorados hechos en fondant.


Mientras preparamos el siguiente post, os seguimos leyendo en Fondant Pasión.


Besos a mogollón,


Malquerida






lunes, 6 de abril de 2015

Torrijas a deshora, como las hace mi madre.

Pasan los años, y yo me sigo preguntando: por qué solo comemos torrijas en Semana Santa? Si cuando mas ricas están es cuando no nos las ponen delante a todas horas!
Pues para celebrar que ya no estamos en Semana Santa, yo, me doy a las torrijas.
Las de hoy, son al estilo clásico como las hace mi madre. Sin cremas, vinos, zumos de naranjas, las de leche de toda la vida que son mis favoritas!

Torrijas de mi Madre

 ¿ Qué necesito?

Para unas 15 torrijas, yo he usado una barra de pan, depende del grosor del que las hagáis os saldrán mas o menos.
1 litro de leche
Cáscara de un limón
1 rama de canela
1 barra de pan, puede ser especial para torrijas, o del normal dejándolo de un día para otro para que endurezca.
2 huevos L batidos
Aceite de girasol
Azúcar
Canela en polvo

¿Como las hago?

El único gran secreto y truco de estas torrijas es dejar reposar la leche durante una noche entera.
El día anterior, ponemos en un cazo la leche, tres cucharadas soperas de azúcar, una rama de canela y la piel de un limón. Removemos de vez en cuando.
Cuando veamos que rompe a hervir, la retiramos del fuego y la dejamos reposar durante toda la noche, tapada.
A la mañana siguiente, troceamos la barra de pan en rebanadas no muy gruesas, empapamos las rebanadas en nuestra leche macerada, las pasamos por huevo batido y freímos en abundante y caliente aceite de girasol.

Quitamos el exceso de grasa dejándolas unos minutos sobre papel de cocina. Cuando aun están calientes, las pasamos por azúcar y canela previamente mezclada.

Listo!
Que ricas están, y a deshora, mas!

Si os sobra leche y mezcla de azúcar y canela, podéis hacer un almíbar ligero, llevándolo a ebullición en un cazo, y verterlo sobre las torrijas para evitar que se resequen pronto y siempre estén jugosas, en mi casa, esto no pasa, las termitas torrijeras acaban con ellas en un pis pas!!!

Seguimos con ofertas continuas en Malquerida Bakery y recibiendo todas vuestras recetas y  comentarios en Fondant Pasión.

Besos a cascoporro!

Mua,


Malquerida

martes, 31 de marzo de 2015

Dulces Londinenses Vol. II.: Brownie de queso y fresa / Strawberry &Cheese Brownie


Eres de los que siempre dudas si elegir tarta de queso o brownie a la hora de pedir el postre? Si la respuesta es si, este es tu postre. Una mezcla de brownie y tarta de queso que te va a convertirse en uno de tus preferidos en cuanto lo pruebes.

Brownie de Queso y Fresa

¿Qué necesito?

 Para el brownie

200 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1 tableta de chocolate, yo lo he utilizado con leche, pero puede ser negro o blanco, el que mas os guste!
250 gramos de azúcar
3 huevos
110 gramos de harina tamizada
75 gramos de fresas

Para la crema de queso

2 huevos
150 gramos de icing sugar
400 gramos de queso de untar (no vale desnatado)
1 chorrito de vainilla pura

¿Cómo lo hago?

Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo y sin aire.
Untamos el molde con mantequilla y lo espolvoreamos con harina. Sacudimos el exceso y reservamos. También podemos usar un spray antidesmoldante, funcionan de maravilla!
Yo tambien suelo ponerle papel de hornear en la base.

Derretimos el chocolate al baño maría y dejamos atemperar (con unos 10 minutos es suficiente)

Mezclamos la mantequilla con el azúcar, yo lo he hecho en el robot, hay que dejarlo batir a velocidad media unos 10 minutos, la mezcla tiene que ser ligera y esponjosa. Cuando observemos que aumenta ligeramente su tamaño, dejamos de batir.


Añadimos los huevos de uno en uno, no añadiremos el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado en la masa.

Añadimos el chocolate, integramos.

Por ultimo incorporamos la harina tamizada, removemos con una cuchara para no perder el aire de la mezcla y vertemos en el molde, reservando una parte.

En un recipiente aparte, mezclamos el queso, el icing sugar, los huevos y la vainilla. Dejamos batir unos 10 minutos hasta que la mezcla sea ligera.

Cubrimos la mezcla de chocolate que teníamos en el molde con esta crema de queso.

Trituramos las fresas en una batidora de vaso.



Colocamos a cucharadas el brownie restante sobre la capa de queso y vamos añadiendo cucharadas del puré de fresas.

Podemos ayudarnos de un cuchillo para mezclar las zonas de brownie y fresas con la capa de queso.
Horneamos durante unos 45 minutos, no hay que pasarse con el horneado, ya que la mezcla tiene que quedar cremosa y si nos pasamos se nos resecará.

Rápido y fácil. Os lo recomiendo 1000%

Os recuerdo que os seguimos leyendo en el grupo de Facebook Fondant Pasión, ya somos mas de 5000 los apasionados reposteros!
En  Malquerida Bakery seguimos con las ofertas tanto en productos como en envíos, no os las perdáis!

Nos leemos prontito.


Besos mil!


domingo, 15 de marzo de 2015

Palmeritas de Chocolate Express / Chocolate Butterfly Pie

Oh no! El otoño ha vuelto!!! Que depresión! Para solucionarlo sólo puedo darme a las palmeritas de chocolate, que no sabéis como hacerlas?
Pues son rápidas no, yo diría express, y están de muerte!

Palmeritas de Chocolate

¿Qué necesito?

Para las palmeras (24 unidades aprox.)

1 lámina de pasta de hojaldre.
Azúcar moreno
1 huevo

Para la cobertura de chocolate

30 gramos de mantequilla
100 gramos de chocolate con leche

¿Cómo lo hago?

Precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo y sin aire.
Extendemos la lamina de hojaldre. Podéis comprarla congelada o refrigerada, los mas intrépidos, podéis hacerla.

Tiene que estar fría para que podáis manejarla bien y no se os quede pegada.
Espolvoreamos la lamina con azúcar moreno.

Marcamos la mitad de la lamina con un cuchillo y comenzamos a enrollar, primero desde un extremo y después desde el otro para que se junten en el centro.

Metemos la masa en el congelador 10 minutos para que se enfríe y podamos cortarla mas fácilmente.
Cortamos en rodajas de 2 cm de grosor aproximadamente, ponemos sobre una bandeja de horno previamente cubierta con papel de horno y pintamos con huevo batido.

Horneamos unos 10 minutos o hasta que estén doradas.
Dejamos templar sobre una rejilla.


Que pintaza eh! Si queréis podéis comerlas así, están de muerte pero vamos a hacerlas mas apetecibles cubriéndolas de chocolate.

Derretimos 30 gramos de mantequilla sin sal al baño maría, añadimos 100 gramos de chocolate con leche y una cucharadita de vainilla de Madagascar liquida. Movemos hasta que se funda completamente.

Dejamos atemperar 10 minutos.
Cubrimos las palmeras y las metemos en el frigorífico 10 minutos para que el chocolate endurezca.
Si no queremos chocolatearlas, dejamos que se enfríen sobre una rejilla y espolvoreamos con icing sugar.


Como os quedáis? Hay algo mas rápido y mas rico? Ya no tenéis excusa para preparar una merienda express en cualquier momento y quedar como el perfecto anfitrión.
No os recuerdan a las galletas princesa?


Acordaros que os esperamos en Fondant Pasión para que compartais con nosotros vuestras dudas, creaciones y todo lo que se os ocurra relacionado con la repostería creativa.
Gracias Midu Photo por las fotos! 



Ya estamos preparando nuestra segunda dulce receta londinense!

Besos a mogollón!


Malquerida

viernes, 13 de marzo de 2015

Arrancamos Dulces Londinenses con Cuadraditos Millonaires.

Hola! Que abandonado tengo esto, pero es que no me da la vida.
No os voy a contar las mil y una batallas por las que no paso por aquí tan a menudo como me gustaría, el caso es que he vuelto y con mas ganas que nunca!
Os ha pasado alguna vez que haya caído en vuestras manos un libro de recetas y tengáis ganas de hacerlas todas? Pues eso mismo me pasó a mi la semana pasada, cuando llegó a mis manos "Un dulce en Londres" (gracias Miguelito).

Yo he vivido en Londres y siempre me ha gustado mucho su repostería, pero hasta el momento no me había puesto manos a la obra con ninguna de sus recetas. Hoy ya no puedo decir lo mismo.
Sobre la repostería inglesa os diré que tiene un ingrediente casi indispensable, la melaza, también conocida como miel negra o miel de caña. Tanto me ha gustado, que he decidido añadirla a los productos de la tienda, ya la tenéis disponible aquí.
Que me enrollo, vamos a por la primera de las recetas que he hecho de este maravillo libro, prometo que no será la última! 

Cuadraditos Millonaires



Estas galletas os van a encantar, eso si, empalagan muchísimo, por lo que os recomiendo que pongáis mas cantidad de galleta que de caramelo y chocolate o si no, que las cortéis en trozos pequeños, están deliciosas!
Esta receta, ya la he adaptado para que la capa de galleta os salga bastante mas gruesa que en la receta original.

¿Qué necesito? Para 12 unidades

Para la galleta

230 gramos de harina de repostería
220 gramos de mantequilla cortada en dados
50 gramos de icing sugar

Para el caramelo

50 gramos de mantequilla
50 gramos de azúcar
50 gramos de miel de caña
1 bote pequeño de leche condensada

Para el chocolate

150 gramos de chocolate con leche (una tableta)
50 gramos de mantequilla

¿Cómo lo hago?

La galleta

 Como siempre, todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.
Esta receta a parte de ser super fácil, es rápida y limpia. Veréis como a la primera tenéis unos ricos cuadraditos millonaires.


Precalentamos el horno a 160 grados, calor arriba y abajo, y sin aire.
Colocamos papel de hornear sobre una bandeja o molde de horno no muy alto
Tamizamos la harina junto al icing sugar, lo ponemos a batir en el robot junto a la mantequilla a velocidad rápida. Cuando veamos que se vuelve manejable, metemos las manos y amasamos hasta formar una bola.

Estiramos la masa sobre la bandeja de horno y horneamos durante unos 15 minutos, el aspecto de la galleta tiene que ser dorado.

Dejamos enfriar.


El caramelo

Mientras la masa se enfría, con que la dejemos media hora es suficiente, comenzamos a preparar el caramelo.
Ponemos en un cazo la mantequilla, cuando comience a derretirse añadimos el azúcar, la leche condensada y por último, la miel de caña. Tenemos que mantener a fuego lento unos 10 minutos, o hasta que veamos que la mezcla comienza a espesar y se vuelve color rubio oscuro.




Extendemos el caramelo sobre la galleta y lo ponemos a enfriar en el frigorífico unos 15 minutos. El caramelo tiene que quedarse bien duro.


El chocolate

En un cazo al baño maría derretimos la mantequilla junto al chocolate. Cuando este completamente liso, lo extendemos sobre el caramelo y dejamos endurecer en la nevera otros 15 minutos.


Pasado este tiempo, cortamos los cuadraditos con un cuchillo previamente humedecido en agua caliente.


Ya están listos! Fáciles y rápidos eh?


Las fotos tan maravillosas son de MIDU PHOTO, gracias!



Prometo que en breve tendréis una segunda entrega de dulces londinenses.


Besos mil!