En www.malqueridabakery.com, encontrarás todo lo necesario para tu repostería creativa.

sábado, 30 de enero de 2016

Gelatina de leche condensada decorada con transfer.

Seguro que si sois de los que seguís blogs o grupo reposteros, os habréis dado cuenta que últimamente están empezando a surgir un montón de publicaciones y posts dedicados a la gelatina.
Para mi, ha sido una perfecta desconocida hasta hace bien poco, que me puse a investigar y encontré que aparte de poderse hacer de multitud de sabores, permiten otras tantas decoraciones que quedan chulísimas.
Una de las decoraciones que mas me llamo la atención, a parte de las flores encapsuladas que dejo para otro momento, han sido las que están hechas con transfer.
 

viernes, 29 de enero de 2016

Las mejores cookies express del mundo! "Cookies de 2 chocolates con un toque de Toffee y Pistacho"

Si después de los atracones navideños, os sigue apeteciendo algo rico y dulce, no busquéis mas, esta es vuestra receta.
A quien no le apetece una cookie con chocolate blandito por dentro ummm...


Esta receta no necesita ni batidora, ni robot, ni KitchenAid, podéis hacerlo todo en un mismo bowl y para mezclar solo necesitas una cuchara o similar.
Rápida, rica y limpia, que mas queremos?
La mezcla permite mil y una variedades, podéis utilizar frutos secos, chocolates de todo tipo, frutas secas, etc... En este caso yo me he decidido por unas:


"Cookies de dos chocolates con un toque de toffee y pistacho"


¿Qué necesitamos?


100 gramos de mantequilla
125 gramos de azúcar blanca
125 gramos de azúcar moreno
1 huevo L
250 gramos de harina
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de levadura en polvo
100 gramos de chocolate negro para postres
100 gramos de chocolate blanco para postres
50 gramos de pistachos molidos

¿Cómo lo hago?


Como siempre todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.
Precalentamos el horno a 160º, calor arriba y abajo y sin aire.
Cubrimos una bandeja con papel de horno, reservamos.
Mezclamos la mantequilla con los dos azucares. Hay que mezclar hasta que se integre completamente, yo lo hago con una cuchara y el resultado es excelente, si lo preferís, podéis utilizar unas varillas.

Añadimos el huevo y continuamos mezclando. Cuando lo tengamos listo, añadimos el aroma e integramos.



Tamizamos la harina con el bicarbonato y la levadura, lo añadimos de golpe, y lo integramos a la mezcla con la ayuda de una cuchara. Añadimos los dos chocolates y el polvo de pistacho y comenzamos a hacer pequeñas bolitas que ponemos sobre la bandeja de horno.


Hay que tener en cuenta que estas galletas crecen bastante por lo que hay que dejar espaciadas las bolitas y evitar que sean excesivamente grandes para que no se nos junten, peguen y deformen al hornear.

Horneamos aproximadamente 12 minutos, veremos que las bolitas se han aplastado solas y aunque nos parezca que la masa sigue cruda y blanda, tenemos que sacarlas del horno porque si no se nos quemaran.


Esta masa aguanta durante mucho tiempo el calor, por lo que aunque las saquemos del horno, continuaran cociéndose fuera.

Tenemos que dejarlas durante aproximadamente 30 minutos enfriando sobre la bandeja y estarán listas para devorar!


Seguro que os encantan,en casa se están convirtiendo en las gran favoritas. Son riquísimas en desayunos, meriendas o para engullir viendo la tele! En cuanto probéis una, no vais a poder parar.

Espero que os gusten, ya me contareis.

Mil besos,


Malquerida

lunes, 21 de diciembre de 2015

A la rica tarta infantil ... Masha y el Oso y Patrulla Canina

Antes de lanzarnos de cabeza a la producción resposteril navideña, os dejo dos de las ultimas tartas que hemos hecho dedicadas a los mas peques.
La verdad. es que si no fuese por estos encargos y por mi pequeña patrulla sobrinil que me mantiene al día de las ultimas tendencias en dibujos animados, me hubiese quedado en la Abeja Maya.

Nunca había oído hablar de Masha y el Oso, pero gracias a esta tarta descubrí que son unos dibujos rusos basados en un cuento folclórico, casi ná!


Mas tarde llegó La Patrulla Canina, con Marshall y Chase a la cabeza...



Las dos tartas llevan una base de madeira sponge cake de chocolate y un relleno de nata vegetal con fresa en pasta.


La cubierta es de fondant Funcakes, lo habéis probado últimamente? Han mejorado la receta y la verdad es que me está encantando. Me recuerda mucho en textura y elasticidad a Satin Ice, pero eso si, a un precio muy Funcakes.



Para las figuras, utilizo el mismo fondant mezclado con un poco de CMC.

 

Los colorantes Wilton, que en relación calidad-precio siguen siendo de los mejores que se pueden encontrar en el mercado.

Listos para el atracón de polvorones y turrones?

Besos mil,

Malquerida


jueves, 29 de octubre de 2015

Brownie de remolacha, probablemente el mejor brownie del mundo!!! Beet Brownie

Cuánto tiempo sin pasar por aquí! No os creáis que he parado la actividad reposteríl, al contrario, he estado investigando y probando nuevas recetas.
Una de las que más me ha impresionado últimamente, y que creo que una vez que la hagáis se va a convertir en un imprescindible de vuestra cocina, es la que os traigo hoy, el brownie de remolacha, un placer para todos los sentidos.


Brownie de Remolacha

¿Que necesito?

  • 350de remolacha cocida
  • 200g de mantequilla
  • 250g de chocolate para repostería sin azúcar.
  • 3 huevos "L"
  • 200g de azúcar moreno
  • 60g de harina de trigo
  • 30g de cacao en polvo sin azúcar 
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1 pizca de sal

¿Como lo hago?

Como siempre, todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente, con sacarlos de la nevera 30 minutos antes, es suficiente.

Lo primero que tenemos que hacer es cocer la remolacha, yo he escogido dos pequeñas para que la cocción sea más rápida.
Hay que cocerlas con piel y sin apurar mucho al cortar el tallo para evitar que se  "desangren". Tardan una hora. Una vez cocidas, pelamos y reservamos.Cuando estén frías las rallamos.





Precalentamos el horno a 180 grados, calor arriba y abajo y sin aire.
Empezamos derritiendo el chocolate con la mantequilla, podemos hacerlo al baño María o en el microondas, yo como soy anti micro, lo hago al baño María, no se tarda nada y así evitamos que se nos queme.




Tenemos que remover todo el rato hasta que el chocolate se derrita completamente y se integre con la mantequilla.Dejamos templar.

En un bol ponemos la mantequilla con el azúcar y batimos enérgicamente hasta que empiece a blanquear y aumentar de volumen. Veremos como la textura se vuelve cremosa.

Añadimos el chocolate derretido y mezclamos hasta que se integre completamente.


En otro recipiente, tamizamos la harina, el caco, la levadura, el bicarbonato y la sal.

Añadimos a la mezcla anterior realizando movimientos envolventes con una espátula. No hay que batir, simplemente integrar hasta que la mezcla de vuelva homogénea.


Añadimos la remolacha rallada.

Ahora viene uno de los momentos que más me encantan últimamente de todas mis recetas, poner el spray anti adherente en el molde!!! Mi vida en la cocina tiene una antes y un después de conocer este producto, rociamos el molde a distancia prudencial, vertemos la mezcla y horneamos unos 25 minutos a media altura.


Dejamos enfriar y desmoldamos.
Ahora lo suyo sería coger una cuchara y darse un homenaje, pero si queremos una experiencia 5 estrellas, tenemos que dejarlo reposar 24 horas metido en una bolsa de plástico. De esta forma el bizcocho suda y la capa superior se vuelve blandita y cremosa, resumiendo, todo un espectáculo!



Os seguimos esperando en el grupo de Facebook fondant pasión para compartir todo lo que se os ocurra sobre repostería creativa!

Besos mil,

Malquerida





martes, 14 de abril de 2015

Caramel Barquillo's Cake (con dulce de leche)

La tarta que os traemos hoy, aparte de ser una cucada, esta especialmente dedicada a todos los anti-fondants.
Últimamente mucha gente nos pregunta como poder hacer una tarta que quede mona, pero que no lleve fondant, ya que aunque queda super chulo, empalaga demasiado y al comerla mucha gente termina quitando la capa de fondant para comerse únicamente la tarta. A esto yo ya le he puesto nombre:  "pelar la tarta".
Para todos ellos, va dedicada esta tarta, sin nada de fondant, y que puede solucionaros cualquier  celebración quedando como reyes.
La hemos llamado:


"Caramel Barquillo's Cake"

¿Qué necesito? (para un molde de unos 18 cm de diámetro)

Para el bizcocho (Madeira Sponge Cake)

4 huevos
200 gramos de mantequilla sin sal 
200 gramos de azúcar
2 cucharadas soperas de dulce de leche
300 gramos de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de bicarbonato
1 pizca de sal

Para la crema de dulce de leche

300 ml de nata vegetal
3 cucharadas soperas de dulce de leche

Para el almíbar

150 ml de agua
150 gramos de azúcar

Para decorar

Barquillos de chocolate

¿Cómo lo hago?

El bizcocho


Todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.
Precalentamos el horno a 160º calor arriba y abajo y sin aire.
Yo lo he hecho todo en el robot. Ponemos a batir la mantequilla con el azúcar a velocidad alta, durante unos 10 minutos, tenemos que ver como la mantequilla empieza a aumentar su volumen y ligeramente se blanquea. En este momento añadimos los huevos de uno en uno y sin dejar de batir.
Añadimos el dulce de leche y continuamos batiendo, si no os gusta, lo podéis sustituir por cualquier tipo de pasta Home Chef en las mismas cantidades. Aunque parezca que en este momento, la masa se ha cortado, no os preocupeis, en el momento que empezamos a añadir la harina se soluciona.


En un recipiente aparte, tamizamos la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal. Añadimos a cucharadas a la mezcla anterior, batiendo a muy baja velocidad  para que no pierda la esponjosidad.
Engrasamos y enharinamos un molde, en mi caso de 18 cm y cubrimos el fondo y las paredes con papel de horno. De esta forma el bizcocho crecerá mucho mas en altura y la tarta nos lucirá mucho mas.


Horneamos durante 45 minutos o hasta que al pinchar en el centro con un palillo, salga limpio.
Dejamos enfriar sobre una rejilla y desmoldamos.


La crema de dulce de leche

Comenzamos a batir la nata vegetal a velocidad muy alta, cuando comience a espumar, añadimos el dulce de leche y continuamos batiendo hasta que monte completamente.
Esta nata, si no la conocéis, monta muchísimo mas rápido que la convencional y se mantiene mucho mas firme.
No hace falta añadirle azúcar.
Reservamos en la nevera durante unos 15 minutos para que termine de coger consistencia.

El almíbar

Llevamos el agua a ebullición, añadimos el azúcar y mezclamos hasta que se disuelva completamente. Apartamos del fuego y dejamos enfriar.

Montaje de la tarta

Cuando el bizcocho esté completamente frío y la nata completamente firme, comenzamos el montaje de la tarta.
Dividimos el bizcocho con la ayuda de una lira de corte, habéis visto que alto?
Colocamos una base de tarta que sea un pelín mas grande que nuestro bizcocho, la mía es de 20 cm, y comenzamos a montar alternando una capa de crema con una de bizcocho previamente empapada en almíbar.
Cubrimos con el resto de la crema y dejamos enfriar en la nevera durante una media hora.


Sacamos de la nevera, cubrimos con una abundante capa de crema y empezamos a colocar los barquillos, uno junto a otro, sin dejar espacios.
Para que nos quede bonito, los barquillos tienen que ser todos de la misma altura, puede ser necesario que los igualéis con un cuchillo.
Le atamos un lacito que a parte de decorar nos sirve para que no se nos muevan los barquillos y espolvoreamos con sprinkles o cualquier tipo de azúcar de color.


A que queda mona? Ya podéis sorprender a todos vuestros invitados con esta maravilla, rápida, fácil y riquísima.
Yo he terminado la decoración de la mía con unos gatitos enamorados hechos en fondant.


Mientras preparamos el siguiente post, os seguimos leyendo en Fondant Pasión.


Besos a mogollón,


Malquerida






lunes, 6 de abril de 2015

Torrijas a deshora, como las hace mi madre.

Pasan los años, y yo me sigo preguntando: por qué solo comemos torrijas en Semana Santa? Si cuando mas ricas están es cuando no nos las ponen delante a todas horas!
Pues para celebrar que ya no estamos en Semana Santa, yo, me doy a las torrijas.
Las de hoy, son al estilo clásico como las hace mi madre. Sin cremas, vinos, zumos de naranjas, las de leche de toda la vida que son mis favoritas!

Torrijas de mi Madre

 ¿ Qué necesito?

Para unas 15 torrijas, yo he usado una barra de pan, depende del grosor del que las hagáis os saldrán mas o menos.
1 litro de leche
Cáscara de un limón
1 rama de canela
1 barra de pan, puede ser especial para torrijas, o del normal dejándolo de un día para otro para que endurezca.
2 huevos L batidos
Aceite de girasol
Azúcar
Canela en polvo

¿Como las hago?

El único gran secreto y truco de estas torrijas es dejar reposar la leche durante una noche entera.
El día anterior, ponemos en un cazo la leche, tres cucharadas soperas de azúcar, una rama de canela y la piel de un limón. Removemos de vez en cuando.
Cuando veamos que rompe a hervir, la retiramos del fuego y la dejamos reposar durante toda la noche, tapada.
A la mañana siguiente, troceamos la barra de pan en rebanadas no muy gruesas, empapamos las rebanadas en nuestra leche macerada, las pasamos por huevo batido y freímos en abundante y caliente aceite de girasol.

Quitamos el exceso de grasa dejándolas unos minutos sobre papel de cocina. Cuando aun están calientes, las pasamos por azúcar y canela previamente mezclada.

Listo!
Que ricas están, y a deshora, mas!

Si os sobra leche y mezcla de azúcar y canela, podéis hacer un almíbar ligero, llevándolo a ebullición en un cazo, y verterlo sobre las torrijas para evitar que se resequen pronto y siempre estén jugosas, en mi casa, esto no pasa, las termitas torrijeras acaban con ellas en un pis pas!!!

Seguimos con ofertas continuas en Malquerida Bakery y recibiendo todas vuestras recetas y  comentarios en Fondant Pasión.

Besos a cascoporro!

Mua,


Malquerida

martes, 31 de marzo de 2015

Dulces Londinenses Vol. II.: Brownie de queso y fresa / Strawberry &Cheese Brownie


Eres de los que siempre dudas si elegir tarta de queso o brownie a la hora de pedir el postre? Si la respuesta es si, este es tu postre. Una mezcla de brownie y tarta de queso que te va a convertirse en uno de tus preferidos en cuanto lo pruebes.

Brownie de Queso y Fresa

¿Qué necesito?

 Para el brownie

200 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1 tableta de chocolate, yo lo he utilizado con leche, pero puede ser negro o blanco, el que mas os guste!
250 gramos de azúcar
3 huevos
110 gramos de harina tamizada
75 gramos de fresas

Para la crema de queso

2 huevos
150 gramos de icing sugar
400 gramos de queso de untar (no vale desnatado)
1 chorrito de vainilla pura

¿Cómo lo hago?

Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo y sin aire.
Untamos el molde con mantequilla y lo espolvoreamos con harina. Sacudimos el exceso y reservamos. También podemos usar un spray antidesmoldante, funcionan de maravilla!
Yo tambien suelo ponerle papel de hornear en la base.

Derretimos el chocolate al baño maría y dejamos atemperar (con unos 10 minutos es suficiente)

Mezclamos la mantequilla con el azúcar, yo lo he hecho en el robot, hay que dejarlo batir a velocidad media unos 10 minutos, la mezcla tiene que ser ligera y esponjosa. Cuando observemos que aumenta ligeramente su tamaño, dejamos de batir.


Añadimos los huevos de uno en uno, no añadiremos el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado en la masa.

Añadimos el chocolate, integramos.

Por ultimo incorporamos la harina tamizada, removemos con una cuchara para no perder el aire de la mezcla y vertemos en el molde, reservando una parte.

En un recipiente aparte, mezclamos el queso, el icing sugar, los huevos y la vainilla. Dejamos batir unos 10 minutos hasta que la mezcla sea ligera.

Cubrimos la mezcla de chocolate que teníamos en el molde con esta crema de queso.

Trituramos las fresas en una batidora de vaso.



Colocamos a cucharadas el brownie restante sobre la capa de queso y vamos añadiendo cucharadas del puré de fresas.

Podemos ayudarnos de un cuchillo para mezclar las zonas de brownie y fresas con la capa de queso.
Horneamos durante unos 45 minutos, no hay que pasarse con el horneado, ya que la mezcla tiene que quedar cremosa y si nos pasamos se nos resecará.

Rápido y fácil. Os lo recomiendo 1000%

Os recuerdo que os seguimos leyendo en el grupo de Facebook Fondant Pasión, ya somos mas de 5000 los apasionados reposteros!
En  Malquerida Bakery seguimos con las ofertas tanto en productos como en envíos, no os las perdáis!

Nos leemos prontito.


Besos mil!


sábado, 30 de enero de 2016

Gelatina de leche condensada decorada con transfer.

Seguro que si sois de los que seguís blogs o grupo reposteros, os habréis dado cuenta que últimamente están empezando a surgir un montón de publicaciones y posts dedicados a la gelatina.
Para mi, ha sido una perfecta desconocida hasta hace bien poco, que me puse a investigar y encontré que aparte de poderse hacer de multitud de sabores, permiten otras tantas decoraciones que quedan chulísimas.
Una de las decoraciones que mas me llamo la atención, a parte de las flores encapsuladas que dejo para otro momento, han sido las que están hechas con transfer.
 

viernes, 29 de enero de 2016

Las mejores cookies express del mundo! "Cookies de 2 chocolates con un toque de Toffee y Pistacho"

Si después de los atracones navideños, os sigue apeteciendo algo rico y dulce, no busquéis mas, esta es vuestra receta.
A quien no le apetece una cookie con chocolate blandito por dentro ummm...


Esta receta no necesita ni batidora, ni robot, ni KitchenAid, podéis hacerlo todo en un mismo bowl y para mezclar solo necesitas una cuchara o similar.
Rápida, rica y limpia, que mas queremos?
La mezcla permite mil y una variedades, podéis utilizar frutos secos, chocolates de todo tipo, frutas secas, etc... En este caso yo me he decidido por unas:


"Cookies de dos chocolates con un toque de toffee y pistacho"


¿Qué necesitamos?


100 gramos de mantequilla
125 gramos de azúcar blanca
125 gramos de azúcar moreno
1 huevo L
250 gramos de harina
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de levadura en polvo
100 gramos de chocolate negro para postres
100 gramos de chocolate blanco para postres
50 gramos de pistachos molidos

¿Cómo lo hago?


Como siempre todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.
Precalentamos el horno a 160º, calor arriba y abajo y sin aire.
Cubrimos una bandeja con papel de horno, reservamos.
Mezclamos la mantequilla con los dos azucares. Hay que mezclar hasta que se integre completamente, yo lo hago con una cuchara y el resultado es excelente, si lo preferís, podéis utilizar unas varillas.

Añadimos el huevo y continuamos mezclando. Cuando lo tengamos listo, añadimos el aroma e integramos.



Tamizamos la harina con el bicarbonato y la levadura, lo añadimos de golpe, y lo integramos a la mezcla con la ayuda de una cuchara. Añadimos los dos chocolates y el polvo de pistacho y comenzamos a hacer pequeñas bolitas que ponemos sobre la bandeja de horno.


Hay que tener en cuenta que estas galletas crecen bastante por lo que hay que dejar espaciadas las bolitas y evitar que sean excesivamente grandes para que no se nos junten, peguen y deformen al hornear.

Horneamos aproximadamente 12 minutos, veremos que las bolitas se han aplastado solas y aunque nos parezca que la masa sigue cruda y blanda, tenemos que sacarlas del horno porque si no se nos quemaran.


Esta masa aguanta durante mucho tiempo el calor, por lo que aunque las saquemos del horno, continuaran cociéndose fuera.

Tenemos que dejarlas durante aproximadamente 30 minutos enfriando sobre la bandeja y estarán listas para devorar!


Seguro que os encantan,en casa se están convirtiendo en las gran favoritas. Son riquísimas en desayunos, meriendas o para engullir viendo la tele! En cuanto probéis una, no vais a poder parar.

Espero que os gusten, ya me contareis.

Mil besos,


Malquerida

lunes, 21 de diciembre de 2015

A la rica tarta infantil ... Masha y el Oso y Patrulla Canina

Antes de lanzarnos de cabeza a la producción resposteril navideña, os dejo dos de las ultimas tartas que hemos hecho dedicadas a los mas peques.
La verdad. es que si no fuese por estos encargos y por mi pequeña patrulla sobrinil que me mantiene al día de las ultimas tendencias en dibujos animados, me hubiese quedado en la Abeja Maya.

Nunca había oído hablar de Masha y el Oso, pero gracias a esta tarta descubrí que son unos dibujos rusos basados en un cuento folclórico, casi ná!


Mas tarde llegó La Patrulla Canina, con Marshall y Chase a la cabeza...



Las dos tartas llevan una base de madeira sponge cake de chocolate y un relleno de nata vegetal con fresa en pasta.


La cubierta es de fondant Funcakes, lo habéis probado últimamente? Han mejorado la receta y la verdad es que me está encantando. Me recuerda mucho en textura y elasticidad a Satin Ice, pero eso si, a un precio muy Funcakes.



Para las figuras, utilizo el mismo fondant mezclado con un poco de CMC.

 

Los colorantes Wilton, que en relación calidad-precio siguen siendo de los mejores que se pueden encontrar en el mercado.

Listos para el atracón de polvorones y turrones?

Besos mil,

Malquerida


jueves, 29 de octubre de 2015

Brownie de remolacha, probablemente el mejor brownie del mundo!!! Beet Brownie

Cuánto tiempo sin pasar por aquí! No os creáis que he parado la actividad reposteríl, al contrario, he estado investigando y probando nuevas recetas.
Una de las que más me ha impresionado últimamente, y que creo que una vez que la hagáis se va a convertir en un imprescindible de vuestra cocina, es la que os traigo hoy, el brownie de remolacha, un placer para todos los sentidos.


Brownie de Remolacha

¿Que necesito?

  • 350de remolacha cocida
  • 200g de mantequilla
  • 250g de chocolate para repostería sin azúcar.
  • 3 huevos "L"
  • 200g de azúcar moreno
  • 60g de harina de trigo
  • 30g de cacao en polvo sin azúcar 
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1 pizca de sal

¿Como lo hago?

Como siempre, todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente, con sacarlos de la nevera 30 minutos antes, es suficiente.

Lo primero que tenemos que hacer es cocer la remolacha, yo he escogido dos pequeñas para que la cocción sea más rápida.
Hay que cocerlas con piel y sin apurar mucho al cortar el tallo para evitar que se  "desangren". Tardan una hora. Una vez cocidas, pelamos y reservamos.Cuando estén frías las rallamos.





Precalentamos el horno a 180 grados, calor arriba y abajo y sin aire.
Empezamos derritiendo el chocolate con la mantequilla, podemos hacerlo al baño María o en el microondas, yo como soy anti micro, lo hago al baño María, no se tarda nada y así evitamos que se nos queme.




Tenemos que remover todo el rato hasta que el chocolate se derrita completamente y se integre con la mantequilla.Dejamos templar.

En un bol ponemos la mantequilla con el azúcar y batimos enérgicamente hasta que empiece a blanquear y aumentar de volumen. Veremos como la textura se vuelve cremosa.

Añadimos el chocolate derretido y mezclamos hasta que se integre completamente.


En otro recipiente, tamizamos la harina, el caco, la levadura, el bicarbonato y la sal.

Añadimos a la mezcla anterior realizando movimientos envolventes con una espátula. No hay que batir, simplemente integrar hasta que la mezcla de vuelva homogénea.


Añadimos la remolacha rallada.

Ahora viene uno de los momentos que más me encantan últimamente de todas mis recetas, poner el spray anti adherente en el molde!!! Mi vida en la cocina tiene una antes y un después de conocer este producto, rociamos el molde a distancia prudencial, vertemos la mezcla y horneamos unos 25 minutos a media altura.


Dejamos enfriar y desmoldamos.
Ahora lo suyo sería coger una cuchara y darse un homenaje, pero si queremos una experiencia 5 estrellas, tenemos que dejarlo reposar 24 horas metido en una bolsa de plástico. De esta forma el bizcocho suda y la capa superior se vuelve blandita y cremosa, resumiendo, todo un espectáculo!



Os seguimos esperando en el grupo de Facebook fondant pasión para compartir todo lo que se os ocurra sobre repostería creativa!

Besos mil,

Malquerida





martes, 14 de abril de 2015

Caramel Barquillo's Cake (con dulce de leche)

La tarta que os traemos hoy, aparte de ser una cucada, esta especialmente dedicada a todos los anti-fondants.
Últimamente mucha gente nos pregunta como poder hacer una tarta que quede mona, pero que no lleve fondant, ya que aunque queda super chulo, empalaga demasiado y al comerla mucha gente termina quitando la capa de fondant para comerse únicamente la tarta. A esto yo ya le he puesto nombre:  "pelar la tarta".
Para todos ellos, va dedicada esta tarta, sin nada de fondant, y que puede solucionaros cualquier  celebración quedando como reyes.
La hemos llamado:


"Caramel Barquillo's Cake"

¿Qué necesito? (para un molde de unos 18 cm de diámetro)

Para el bizcocho (Madeira Sponge Cake)

4 huevos
200 gramos de mantequilla sin sal 
200 gramos de azúcar
2 cucharadas soperas de dulce de leche
300 gramos de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
1 cucharadita de bicarbonato
1 pizca de sal

Para la crema de dulce de leche

300 ml de nata vegetal
3 cucharadas soperas de dulce de leche

Para el almíbar

150 ml de agua
150 gramos de azúcar

Para decorar

Barquillos de chocolate

¿Cómo lo hago?

El bizcocho


Todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.
Precalentamos el horno a 160º calor arriba y abajo y sin aire.
Yo lo he hecho todo en el robot. Ponemos a batir la mantequilla con el azúcar a velocidad alta, durante unos 10 minutos, tenemos que ver como la mantequilla empieza a aumentar su volumen y ligeramente se blanquea. En este momento añadimos los huevos de uno en uno y sin dejar de batir.
Añadimos el dulce de leche y continuamos batiendo, si no os gusta, lo podéis sustituir por cualquier tipo de pasta Home Chef en las mismas cantidades. Aunque parezca que en este momento, la masa se ha cortado, no os preocupeis, en el momento que empezamos a añadir la harina se soluciona.


En un recipiente aparte, tamizamos la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal. Añadimos a cucharadas a la mezcla anterior, batiendo a muy baja velocidad  para que no pierda la esponjosidad.
Engrasamos y enharinamos un molde, en mi caso de 18 cm y cubrimos el fondo y las paredes con papel de horno. De esta forma el bizcocho crecerá mucho mas en altura y la tarta nos lucirá mucho mas.


Horneamos durante 45 minutos o hasta que al pinchar en el centro con un palillo, salga limpio.
Dejamos enfriar sobre una rejilla y desmoldamos.


La crema de dulce de leche

Comenzamos a batir la nata vegetal a velocidad muy alta, cuando comience a espumar, añadimos el dulce de leche y continuamos batiendo hasta que monte completamente.
Esta nata, si no la conocéis, monta muchísimo mas rápido que la convencional y se mantiene mucho mas firme.
No hace falta añadirle azúcar.
Reservamos en la nevera durante unos 15 minutos para que termine de coger consistencia.

El almíbar

Llevamos el agua a ebullición, añadimos el azúcar y mezclamos hasta que se disuelva completamente. Apartamos del fuego y dejamos enfriar.

Montaje de la tarta

Cuando el bizcocho esté completamente frío y la nata completamente firme, comenzamos el montaje de la tarta.
Dividimos el bizcocho con la ayuda de una lira de corte, habéis visto que alto?
Colocamos una base de tarta que sea un pelín mas grande que nuestro bizcocho, la mía es de 20 cm, y comenzamos a montar alternando una capa de crema con una de bizcocho previamente empapada en almíbar.
Cubrimos con el resto de la crema y dejamos enfriar en la nevera durante una media hora.


Sacamos de la nevera, cubrimos con una abundante capa de crema y empezamos a colocar los barquillos, uno junto a otro, sin dejar espacios.
Para que nos quede bonito, los barquillos tienen que ser todos de la misma altura, puede ser necesario que los igualéis con un cuchillo.
Le atamos un lacito que a parte de decorar nos sirve para que no se nos muevan los barquillos y espolvoreamos con sprinkles o cualquier tipo de azúcar de color.


A que queda mona? Ya podéis sorprender a todos vuestros invitados con esta maravilla, rápida, fácil y riquísima.
Yo he terminado la decoración de la mía con unos gatitos enamorados hechos en fondant.


Mientras preparamos el siguiente post, os seguimos leyendo en Fondant Pasión.


Besos a mogollón,


Malquerida






lunes, 6 de abril de 2015

Torrijas a deshora, como las hace mi madre.

Pasan los años, y yo me sigo preguntando: por qué solo comemos torrijas en Semana Santa? Si cuando mas ricas están es cuando no nos las ponen delante a todas horas!
Pues para celebrar que ya no estamos en Semana Santa, yo, me doy a las torrijas.
Las de hoy, son al estilo clásico como las hace mi madre. Sin cremas, vinos, zumos de naranjas, las de leche de toda la vida que son mis favoritas!

Torrijas de mi Madre

 ¿ Qué necesito?

Para unas 15 torrijas, yo he usado una barra de pan, depende del grosor del que las hagáis os saldrán mas o menos.
1 litro de leche
Cáscara de un limón
1 rama de canela
1 barra de pan, puede ser especial para torrijas, o del normal dejándolo de un día para otro para que endurezca.
2 huevos L batidos
Aceite de girasol
Azúcar
Canela en polvo

¿Como las hago?

El único gran secreto y truco de estas torrijas es dejar reposar la leche durante una noche entera.
El día anterior, ponemos en un cazo la leche, tres cucharadas soperas de azúcar, una rama de canela y la piel de un limón. Removemos de vez en cuando.
Cuando veamos que rompe a hervir, la retiramos del fuego y la dejamos reposar durante toda la noche, tapada.
A la mañana siguiente, troceamos la barra de pan en rebanadas no muy gruesas, empapamos las rebanadas en nuestra leche macerada, las pasamos por huevo batido y freímos en abundante y caliente aceite de girasol.

Quitamos el exceso de grasa dejándolas unos minutos sobre papel de cocina. Cuando aun están calientes, las pasamos por azúcar y canela previamente mezclada.

Listo!
Que ricas están, y a deshora, mas!

Si os sobra leche y mezcla de azúcar y canela, podéis hacer un almíbar ligero, llevándolo a ebullición en un cazo, y verterlo sobre las torrijas para evitar que se resequen pronto y siempre estén jugosas, en mi casa, esto no pasa, las termitas torrijeras acaban con ellas en un pis pas!!!

Seguimos con ofertas continuas en Malquerida Bakery y recibiendo todas vuestras recetas y  comentarios en Fondant Pasión.

Besos a cascoporro!

Mua,


Malquerida

martes, 31 de marzo de 2015

Dulces Londinenses Vol. II.: Brownie de queso y fresa / Strawberry &Cheese Brownie


Eres de los que siempre dudas si elegir tarta de queso o brownie a la hora de pedir el postre? Si la respuesta es si, este es tu postre. Una mezcla de brownie y tarta de queso que te va a convertirse en uno de tus preferidos en cuanto lo pruebes.

Brownie de Queso y Fresa

¿Qué necesito?

 Para el brownie

200 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
1 tableta de chocolate, yo lo he utilizado con leche, pero puede ser negro o blanco, el que mas os guste!
250 gramos de azúcar
3 huevos
110 gramos de harina tamizada
75 gramos de fresas

Para la crema de queso

2 huevos
150 gramos de icing sugar
400 gramos de queso de untar (no vale desnatado)
1 chorrito de vainilla pura

¿Cómo lo hago?

Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo y sin aire.
Untamos el molde con mantequilla y lo espolvoreamos con harina. Sacudimos el exceso y reservamos. También podemos usar un spray antidesmoldante, funcionan de maravilla!
Yo tambien suelo ponerle papel de hornear en la base.

Derretimos el chocolate al baño maría y dejamos atemperar (con unos 10 minutos es suficiente)

Mezclamos la mantequilla con el azúcar, yo lo he hecho en el robot, hay que dejarlo batir a velocidad media unos 10 minutos, la mezcla tiene que ser ligera y esponjosa. Cuando observemos que aumenta ligeramente su tamaño, dejamos de batir.


Añadimos los huevos de uno en uno, no añadiremos el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado en la masa.

Añadimos el chocolate, integramos.

Por ultimo incorporamos la harina tamizada, removemos con una cuchara para no perder el aire de la mezcla y vertemos en el molde, reservando una parte.

En un recipiente aparte, mezclamos el queso, el icing sugar, los huevos y la vainilla. Dejamos batir unos 10 minutos hasta que la mezcla sea ligera.

Cubrimos la mezcla de chocolate que teníamos en el molde con esta crema de queso.

Trituramos las fresas en una batidora de vaso.



Colocamos a cucharadas el brownie restante sobre la capa de queso y vamos añadiendo cucharadas del puré de fresas.

Podemos ayudarnos de un cuchillo para mezclar las zonas de brownie y fresas con la capa de queso.
Horneamos durante unos 45 minutos, no hay que pasarse con el horneado, ya que la mezcla tiene que quedar cremosa y si nos pasamos se nos resecará.

Rápido y fácil. Os lo recomiendo 1000%

Os recuerdo que os seguimos leyendo en el grupo de Facebook Fondant Pasión, ya somos mas de 5000 los apasionados reposteros!
En  Malquerida Bakery seguimos con las ofertas tanto en productos como en envíos, no os las perdáis!

Nos leemos prontito.


Besos mil!