En www.malqueridabakery.com, encontrarás todo lo necesario para tu repostería creativa.

domingo, 2 de noviembre de 2014

Red Velvet 2.0

Pues si, hoy os traigo una receta de Red Velvet mejorada no, lo siguiente.

Yo siempre he sido muy fan de este bizcocho rojo aterciopelado, he probado de todo: recetas de todo tipo, preparados tipo Funcakes, emulsiones de horneado... todo riquísimo, pero investigando, investigando, de repente en una web americana he encontrado "LA RECETA". Adaptándola a medidas europeas y con un par de mis toques característicos, hoy os la traigo para que podáis disfrutarla lo mismo que yo. No me hago responsable del vicio que os pueda ocasionar! No vais a poder parar!

Red Velvet 2.0


¿Qué necesito?

Para 24 cupcakes ( 48 mini cupcakes )


120 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
250 gramos de azúcar
2 huevos tamaño L
200 gramos de harina
250 ml de leche semidesnatada
6 gramos de cacao puro sin azúcar
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de vainilla
1 cucharadia de levadura
1 cucharadada de zumo de limón
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharada de vinagre blanco


¿Como lo hago?


El secreto de este bizcocho sigue siendo separar ingredientes húmedos de los secos, y hacer que el bicarbonato reaccione con el vinagre para que nos quede esponjoso y aterciopelado.
Aunque veáis que necesitáis muchos ingredientes, es super fácil.
Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo y sin aire.
En un recipiente, ponemos la leche, el limón y el colorante. Mezclamos y reservamos.

Batimos enérgicamente la mantequilla con el azúcar durante aproximadamente 8 minutos. La mantequilla tiene que empezar a blanquear para que el sabor se suavice y empiece a doblar su tamaño para que incorpore aire y el bizcocho sea esponjoso.

Yo lo hago con unas varillas eléctricas, pero también se puede hacer con robot de cocina, kitchen aid o incluso batidora de brazo...
Añadimos los huevos de uno en uno y sin dejar de batir. Incorporamos la vainilla y reservamos.

En otro recipiente, tamizamos harina, levadura, sal y cacao. Tamizamos dos veces, una vez los ingredientes por separado y otra vez todos juntos para que se mezclen.

Ahora lo que tenemos que hacer es mezclar ingredientes secos y húmedos. Añadimos un tercio de los ingredientes secos a los húmedos y mezclamos. Ahora añadimos un tercio de la leche coloreada, mezclamos. Continuamos así durante 3 ocasiones hasta que tengamos la mezcla totalmente integrada.

En el recipiente en el que hemos tenido la leche y el colorante, añadimos el vinagre y el bicarbonato, veremos que la mezcla reacciona burbujeando y de esta forma aprovechamos aun mas el colorante del recipiente y nuestro red velvet será realmente rojo.


Yo me he decantado por unas mini cupcakes, así que el tiempo de horneado aproximado será de 15 a 20 minutos o hasta que al pinchar el centro con un palillo, éste salga limpio. En el caso de los cupcakes el tiempo de horneado será de unos 35 minutos aproximadamente.

Dejamos enfriar sobre una rejilla y decoramos.

Yo he utilizado el preparado vegetal de Credin, con un aroma de tarta de queso y unos hilos de pasta concentrada de fresas rebajada con almíbar.

Estilo sangriento, que hay que celebrar Halloween!


Os seguimos esperando en Fondant Pasión.



Besos a mogollones!


Malquerida.




1 comentarios:

Publicar un comentario

domingo, 2 de noviembre de 2014

Red Velvet 2.0

Pues si, hoy os traigo una receta de Red Velvet mejorada no, lo siguiente.

Yo siempre he sido muy fan de este bizcocho rojo aterciopelado, he probado de todo: recetas de todo tipo, preparados tipo Funcakes, emulsiones de horneado... todo riquísimo, pero investigando, investigando, de repente en una web americana he encontrado "LA RECETA". Adaptándola a medidas europeas y con un par de mis toques característicos, hoy os la traigo para que podáis disfrutarla lo mismo que yo. No me hago responsable del vicio que os pueda ocasionar! No vais a poder parar!

Red Velvet 2.0


¿Qué necesito?

Para 24 cupcakes ( 48 mini cupcakes )


120 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
250 gramos de azúcar
2 huevos tamaño L
200 gramos de harina
250 ml de leche semidesnatada
6 gramos de cacao puro sin azúcar
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de vainilla
1 cucharadia de levadura
1 cucharadada de zumo de limón
1 cucharadita de bicarbonato
1 cucharada de vinagre blanco


¿Como lo hago?


El secreto de este bizcocho sigue siendo separar ingredientes húmedos de los secos, y hacer que el bicarbonato reaccione con el vinagre para que nos quede esponjoso y aterciopelado.
Aunque veáis que necesitáis muchos ingredientes, es super fácil.
Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo y sin aire.
En un recipiente, ponemos la leche, el limón y el colorante. Mezclamos y reservamos.

Batimos enérgicamente la mantequilla con el azúcar durante aproximadamente 8 minutos. La mantequilla tiene que empezar a blanquear para que el sabor se suavice y empiece a doblar su tamaño para que incorpore aire y el bizcocho sea esponjoso.

Yo lo hago con unas varillas eléctricas, pero también se puede hacer con robot de cocina, kitchen aid o incluso batidora de brazo...
Añadimos los huevos de uno en uno y sin dejar de batir. Incorporamos la vainilla y reservamos.

En otro recipiente, tamizamos harina, levadura, sal y cacao. Tamizamos dos veces, una vez los ingredientes por separado y otra vez todos juntos para que se mezclen.

Ahora lo que tenemos que hacer es mezclar ingredientes secos y húmedos. Añadimos un tercio de los ingredientes secos a los húmedos y mezclamos. Ahora añadimos un tercio de la leche coloreada, mezclamos. Continuamos así durante 3 ocasiones hasta que tengamos la mezcla totalmente integrada.

En el recipiente en el que hemos tenido la leche y el colorante, añadimos el vinagre y el bicarbonato, veremos que la mezcla reacciona burbujeando y de esta forma aprovechamos aun mas el colorante del recipiente y nuestro red velvet será realmente rojo.


Yo me he decantado por unas mini cupcakes, así que el tiempo de horneado aproximado será de 15 a 20 minutos o hasta que al pinchar el centro con un palillo, éste salga limpio. En el caso de los cupcakes el tiempo de horneado será de unos 35 minutos aproximadamente.

Dejamos enfriar sobre una rejilla y decoramos.

Yo he utilizado el preparado vegetal de Credin, con un aroma de tarta de queso y unos hilos de pasta concentrada de fresas rebajada con almíbar.

Estilo sangriento, que hay que celebrar Halloween!


Os seguimos esperando en Fondant Pasión.



Besos a mogollones!


Malquerida.