En www.malqueridabakery.com, encontrarás todo lo necesario para tu repostería creativa.

miércoles, 3 de octubre de 2012

Carrot cake pops !!!

Diréis, ¿que le ha pasado a esta mujer que solo piensa en zanahorias? jajaja
Pues no es que me haya poseído ningún espíritu naranja, lo único es que con los tiempos que corren hay que aprovechar todo al máximo, y justo por aprovechar un poquito de masa que me había sobrado de la tarta de zanahorias de ayer, pues me he puesto manos a la obra y esto es lo que ha salido.

INGREDIENTES:

1 chiqui bizcocho, o cualquier trozo de bizcocho que tengamos hecho o comprado y desmenuzado.
3 cucharadas de dulce de leche
Candy melts o chocolate para fundir

Desmenuzamos el bizcocho, yo lo he metido en el robot directamente y le he dado a triturar unos segundos.

Añadimos tres cucharadas de dulce de leche y mezclamos nuevamente hasta que obtengamos unos gránulos pegajosos, no se si veis bien en la foto que parece que están sueltos pero al tocarlos con la espátula se vuelvan pegajosos.

Hacemos bolitas, no muy grandes, recordar que son para comer tipo piruleta, en un par de bocados máximo, y las dejamos enfriar en la nevera para que endurezcan.

Hay gente que las mete en el congelador para acelerar el proceso, se puede hacer, pero a mi me gusta dejarlas de un día para otro y me aseguro que van a estar bien duritas.
Cuando hayan endurecido calentamos el chocolate, en mi caso he utilizado candy melts, me encanta el sabor a vainilla que tienen y la variedad de colores.
Os recuerdo que el chocolate no puede teñirse con los colorantes que utilizamos para el fondant, así que si vais a utilizar chocolate blanco y queréis teñirlo tenéis que comprar los colorantes específicos que venden en las tiendas de repostería.
Calentamos los candy melts al baño maría, para los mas intrépidos podéis hacerlo en el microondas (lo digo por el miedo que a mi me da!!! jajaja)
Si es en el microondas, metéis el recipiente durante un minuto, lo sacáis, removeis un poco y volvéis a meterlo otro minuto.
Al baño maría tarda un par de minutos o menos, en quedarse liquido y manejable.

Mojamos los palitos de papel en el chocolate derretido y lo introducimos en las bolas, metemos las bolas en el congelador 15 minutos para que se peguen bien al palito.

Cuando haya pasado este tiempo, las sacamos del congelador y las cubrimos completamente con el chocolate derretido.

Os recomiendo que les deis unos pequeños golpecitos cuando estén totalmente cubiertas para eliminar los excesos de chocolate y que no goteen.

Las dejamos secar en un corcho.

Cuando estén secas podéis añadirle algún adorno, yo he hecho unas mariposas de fondant y las he pegado con chocolate derretido.

La presentación en maceta queda chula, verdad?


Mua!



2 comentarios:

Publicar un comentario

miércoles, 3 de octubre de 2012

Carrot cake pops !!!

Diréis, ¿que le ha pasado a esta mujer que solo piensa en zanahorias? jajaja
Pues no es que me haya poseído ningún espíritu naranja, lo único es que con los tiempos que corren hay que aprovechar todo al máximo, y justo por aprovechar un poquito de masa que me había sobrado de la tarta de zanahorias de ayer, pues me he puesto manos a la obra y esto es lo que ha salido.

INGREDIENTES:

1 chiqui bizcocho, o cualquier trozo de bizcocho que tengamos hecho o comprado y desmenuzado.
3 cucharadas de dulce de leche
Candy melts o chocolate para fundir

Desmenuzamos el bizcocho, yo lo he metido en el robot directamente y le he dado a triturar unos segundos.

Añadimos tres cucharadas de dulce de leche y mezclamos nuevamente hasta que obtengamos unos gránulos pegajosos, no se si veis bien en la foto que parece que están sueltos pero al tocarlos con la espátula se vuelvan pegajosos.

Hacemos bolitas, no muy grandes, recordar que son para comer tipo piruleta, en un par de bocados máximo, y las dejamos enfriar en la nevera para que endurezcan.

Hay gente que las mete en el congelador para acelerar el proceso, se puede hacer, pero a mi me gusta dejarlas de un día para otro y me aseguro que van a estar bien duritas.
Cuando hayan endurecido calentamos el chocolate, en mi caso he utilizado candy melts, me encanta el sabor a vainilla que tienen y la variedad de colores.
Os recuerdo que el chocolate no puede teñirse con los colorantes que utilizamos para el fondant, así que si vais a utilizar chocolate blanco y queréis teñirlo tenéis que comprar los colorantes específicos que venden en las tiendas de repostería.
Calentamos los candy melts al baño maría, para los mas intrépidos podéis hacerlo en el microondas (lo digo por el miedo que a mi me da!!! jajaja)
Si es en el microondas, metéis el recipiente durante un minuto, lo sacáis, removeis un poco y volvéis a meterlo otro minuto.
Al baño maría tarda un par de minutos o menos, en quedarse liquido y manejable.

Mojamos los palitos de papel en el chocolate derretido y lo introducimos en las bolas, metemos las bolas en el congelador 15 minutos para que se peguen bien al palito.

Cuando haya pasado este tiempo, las sacamos del congelador y las cubrimos completamente con el chocolate derretido.

Os recomiendo que les deis unos pequeños golpecitos cuando estén totalmente cubiertas para eliminar los excesos de chocolate y que no goteen.

Las dejamos secar en un corcho.

Cuando estén secas podéis añadirle algún adorno, yo he hecho unas mariposas de fondant y las he pegado con chocolate derretido.

La presentación en maceta queda chula, verdad?


Mua!