En www.malqueridabakery.com, encontrarás todo lo necesario para tu repostería creativa.

sábado, 9 de marzo de 2013

En busca del macaron perfecto ...

Creo que si me viese ahora mismo algún cazatalentos de programa de saltos en trampolín me contrataba fijo, llevo media hora dando mortales y piruetas alrededor de la casa, pero la ocasión lo merece, creo que por fin he encontrado la receta infalible del macaron !!!

La primera vez que hice macarons, o me iluminé o fue la suerte del principiante, porque salvo el color, que me quedaron un poco apagados, el resultado fue mas o menos correcto.
Después llegaron los mil y un fracasos, supongo que me confié y cometí todos los errores que se pueden cometer, no os preocupéis los he ilustrado así que para que quede mas claro os los voy explicando a lo largo de la receta.

Macarons, la receta perfecta !!!

 

 

Macarons sabor golosina

Os aseguro que si seguís esta receta al pie de la letra, repito al pie de la letra, el resultado será perfecto.

¿Qué necesito para unos 15 macarons (30 tapas)?

50 gramos de almendras molidas, yo utilicé las de Mercadona
65 gramos de clara liquida pasteurizada, también de Mercadona

25 gramos de azúcar glass

¿Cómo hago los macarons?

Ya sabéis que yo no soy nada de seguir recetas al pie de la letra, pero en este caso no es que la siga, no, lo siguiente...
Primero hay que tamizar, parece una chorrada pero es una de las claves de esta receta, todo tiene que estar perfectamente tamizado, así que yo lo primero que hago es tamizar el icing sugar y las almendras por separado y tamizo una vez mas todo junto, así el resultado es perfecto, lisisímo y sin tropezones.
Reservamos esta mezcla.

Diez minutos antes he metido tanto el vaso como el accesorio para montar claras en el congelador, si vais a montar con batidora os recomiendo hacer lo mismo, metéis el brazo de la batidora y el recipiente en el que vayáis a montar las claras 10 minutitos en el congelador.
Ponemos las claras en el vaso del robot y comenzamos a montar, os recomiendo que no os paséis de velocidad, ya que si empezáis batiendo enérgicamente pueden montarse pero caerse fácilmente, así que lo mejor es que utilicemos una velocidad suave y constante.

Cuando veamos que las claras se convierten en una especie de agua jabonosa, a mi me ha pasado a los 4 minutos aproximadamente, espolvoreamos el azúcar glass sobre las claras y continuamos batiendo, hay que montar hasta que al tocar las claras con una espátula o cuchara se formen picos y se mantengan en esta posición, yo con el robot he tardado aproximadamente 8 minutos. No os paséis batiendo, cuando ya tengamos esta consistencia añadimos el aroma de algodón de azúcar y el colorante rojo y batimos 10 segundo mas para que se integren.


Ahora viene otro de los puntos claves, mezclar las claras con la almendra. Tenemos que poner las claras en el bol de las almendras y empezar a integrarlas con una espátula haciendo movimientos envolventes de abajo a arriba, lentamente hasta que consigamos una textura parecida a la papilla de un bebé.

No utilizar nunca movimientos enérgicos, tiene que ser un movimiento suave.
Ahora necesitamos una plantilla para macarons, podéis descargarla desde numerosas paginas de internet, imprimimos y la ponemos debajo de papel de horno del mismo tamaño para que nos sirva de guia a la hora de hacer los macarons.

Ponemos la mezcla de macaron en una manga pastelera desechable con un boquilla redonda y vamos haciendo círculos del tamaño de la plantilla hasta terminar la masa.Yo como tengo el pulso para robar panderetas, me salen cada uno de su padre y de su madre, pero con paciencia y practica conseguiremos que mas o menos nos salgan de tamaños parecidos.

Otro de los grandes misterios, secar. Hay que dejar secar, es muy importante. El tiempo es relativo, depende de la humedad del sitio en el que estemos, del calor, de la lluvia, a modo orientativo os diré que yo he esperado 2.5 horas en un día lluvioso.

La bandeja la he dejado en la mesa de la cocina, un par de trucos para saber si están secos son:
1.- Al tocarlos con el dedo no nos pringamos.
2.- Empiezan a perder el brillo, el color comienza a volverse mate.
Cuando haya llegado este punto, ya estamos listos para hornear.
Ay que nervios, ¿se montará el pie? ¿Qué que es el pie? Pues ese bordecito crujiente que les sale justo en la base al hornearse.
Precalentamos el horno 10 minutos a 160º, ya sabéis que cada horno es un mundo, pero a mi a esta temperatura me ha funcionado perfectamente.
Horneamos durante 12 minutos aproximadamente, vais a ver que a los 3 minutos comienza a formarse el pie, menudo subidón ehhh, los dejamos un ratito mas hasta completar los 12 minutos y sacamos del horno y dejamos enfriar.


Es muy importante que las primeras veces que hagáis macaron, vigiléis el horno muy de cerca para evitar que se os quemen, yo he montado el campamento base enfrente del horno y me he sentado a esperar a ver que pasaba... pero claro, locas como yo, hay pocas (esperemos)...
Lo mejor es que cuando estén secos los metamos en la nevera una noche, así tal cual, sin rellenar, es para potenciar aun mas que se queden blanditos por dentro y crujientes por fuera.
A la mañana siguiente los sacáis y los rellenáis.

 
En mi caso he hecho una buttercream con el preparado de Funcakes, la he aromatizado con sabor a nubes y teñido con colorante rosa. 
Estoy super feliz!!! Por fin he superado uno de mis baches pasteleros y con nota alta (según el jurado no sobornado, al que los he sometido)
¿Habéis visto que no han perdido el color y el brillo que tienen?
Ay no puedo dejar de mirarlos, ni de comerlos... están buenísimos.

Y ahora os dejo con la guia de los errores mas frecuentes a la hora de hacer macarons, que sepáis que a mi me han pasado todos...

1.- No utilizar Icing sugar. Nos pensamos que podemos utilizar azúcar glass o incluso hacerla nosotros mismos en la Termomix o en el robot y el resultado es lamentable. Pierden completamente la textura y se convierten en una masa granulosa imposible de comer.

2.- No tamizar el icing sugar, ni la almendra. Mismo resultado, se convierten en una pasta granulosa imposible de tragar.


3.- Integrar las claras a la mezcla de almendra+icing sugar, como si no hubiese un mañana. Errorrrrrr! Tienen que integrase con espátula, utilizando movimiento envolventes y suaves para que las claras no se desmonten, si esto pasa la mezcla se hará liquida y nos será imposible manejarla. Así que nos tocará tirarla a la basura y comenzar de nuevo.
Truco: los colorantes que utilicemos tienen que ser siempre en gel o pasta, los líquidos hacen que la masa pierda consistencia.

4.- El secado, hay que esperar, esperar y esperar. He leído que en lugares en los que hay mucha humedad, hay que dejarlos secar durante toda la noche, así que PACIENCIA! Si no esperamos el secado, el pie no se formará y perderemos la esponjosidad en el interior y el crujiente exterior, así que ya sabéis...
5.- Horneado, ay el horneado! como nos cuesta calcular el tiempo y la temperatura exacta. Si no conocemos bien el horno, lo mejor es empezar con una temperatura mas baja de la que os he indicado, aunque tardemos mas en el proceso. Si la ponéis muy alta, se quemaran, perderán el color y la textura. Si los sacáis demasiado pronto, se quedaran huecos y se partirán. 
Truco: la bandeja del horno tiene que estar fuera durante el precalentamiento del horno, la metemos directamente con los macarons cuando se alcance la temperatura de horneado.



Os aseguro que con esta receta-guia el resultado final será perfecto.
Espero vuestras experiencias macaronianas, qué vicio, qué vicio!

Besos mil !

4 comentarios:

Publicar un comentario

sábado, 9 de marzo de 2013

En busca del macaron perfecto ...

Creo que si me viese ahora mismo algún cazatalentos de programa de saltos en trampolín me contrataba fijo, llevo media hora dando mortales y piruetas alrededor de la casa, pero la ocasión lo merece, creo que por fin he encontrado la receta infalible del macaron !!!

La primera vez que hice macarons, o me iluminé o fue la suerte del principiante, porque salvo el color, que me quedaron un poco apagados, el resultado fue mas o menos correcto.
Después llegaron los mil y un fracasos, supongo que me confié y cometí todos los errores que se pueden cometer, no os preocupéis los he ilustrado así que para que quede mas claro os los voy explicando a lo largo de la receta.

Macarons, la receta perfecta !!!

 

 

Macarons sabor golosina

Os aseguro que si seguís esta receta al pie de la letra, repito al pie de la letra, el resultado será perfecto.

¿Qué necesito para unos 15 macarons (30 tapas)?

50 gramos de almendras molidas, yo utilicé las de Mercadona
65 gramos de clara liquida pasteurizada, también de Mercadona

25 gramos de azúcar glass

¿Cómo hago los macarons?

Ya sabéis que yo no soy nada de seguir recetas al pie de la letra, pero en este caso no es que la siga, no, lo siguiente...
Primero hay que tamizar, parece una chorrada pero es una de las claves de esta receta, todo tiene que estar perfectamente tamizado, así que yo lo primero que hago es tamizar el icing sugar y las almendras por separado y tamizo una vez mas todo junto, así el resultado es perfecto, lisisímo y sin tropezones.
Reservamos esta mezcla.

Diez minutos antes he metido tanto el vaso como el accesorio para montar claras en el congelador, si vais a montar con batidora os recomiendo hacer lo mismo, metéis el brazo de la batidora y el recipiente en el que vayáis a montar las claras 10 minutitos en el congelador.
Ponemos las claras en el vaso del robot y comenzamos a montar, os recomiendo que no os paséis de velocidad, ya que si empezáis batiendo enérgicamente pueden montarse pero caerse fácilmente, así que lo mejor es que utilicemos una velocidad suave y constante.

Cuando veamos que las claras se convierten en una especie de agua jabonosa, a mi me ha pasado a los 4 minutos aproximadamente, espolvoreamos el azúcar glass sobre las claras y continuamos batiendo, hay que montar hasta que al tocar las claras con una espátula o cuchara se formen picos y se mantengan en esta posición, yo con el robot he tardado aproximadamente 8 minutos. No os paséis batiendo, cuando ya tengamos esta consistencia añadimos el aroma de algodón de azúcar y el colorante rojo y batimos 10 segundo mas para que se integren.


Ahora viene otro de los puntos claves, mezclar las claras con la almendra. Tenemos que poner las claras en el bol de las almendras y empezar a integrarlas con una espátula haciendo movimientos envolventes de abajo a arriba, lentamente hasta que consigamos una textura parecida a la papilla de un bebé.

No utilizar nunca movimientos enérgicos, tiene que ser un movimiento suave.
Ahora necesitamos una plantilla para macarons, podéis descargarla desde numerosas paginas de internet, imprimimos y la ponemos debajo de papel de horno del mismo tamaño para que nos sirva de guia a la hora de hacer los macarons.

Ponemos la mezcla de macaron en una manga pastelera desechable con un boquilla redonda y vamos haciendo círculos del tamaño de la plantilla hasta terminar la masa.Yo como tengo el pulso para robar panderetas, me salen cada uno de su padre y de su madre, pero con paciencia y practica conseguiremos que mas o menos nos salgan de tamaños parecidos.

Otro de los grandes misterios, secar. Hay que dejar secar, es muy importante. El tiempo es relativo, depende de la humedad del sitio en el que estemos, del calor, de la lluvia, a modo orientativo os diré que yo he esperado 2.5 horas en un día lluvioso.

La bandeja la he dejado en la mesa de la cocina, un par de trucos para saber si están secos son:
1.- Al tocarlos con el dedo no nos pringamos.
2.- Empiezan a perder el brillo, el color comienza a volverse mate.
Cuando haya llegado este punto, ya estamos listos para hornear.
Ay que nervios, ¿se montará el pie? ¿Qué que es el pie? Pues ese bordecito crujiente que les sale justo en la base al hornearse.
Precalentamos el horno 10 minutos a 160º, ya sabéis que cada horno es un mundo, pero a mi a esta temperatura me ha funcionado perfectamente.
Horneamos durante 12 minutos aproximadamente, vais a ver que a los 3 minutos comienza a formarse el pie, menudo subidón ehhh, los dejamos un ratito mas hasta completar los 12 minutos y sacamos del horno y dejamos enfriar.


Es muy importante que las primeras veces que hagáis macaron, vigiléis el horno muy de cerca para evitar que se os quemen, yo he montado el campamento base enfrente del horno y me he sentado a esperar a ver que pasaba... pero claro, locas como yo, hay pocas (esperemos)...
Lo mejor es que cuando estén secos los metamos en la nevera una noche, así tal cual, sin rellenar, es para potenciar aun mas que se queden blanditos por dentro y crujientes por fuera.
A la mañana siguiente los sacáis y los rellenáis.

 
En mi caso he hecho una buttercream con el preparado de Funcakes, la he aromatizado con sabor a nubes y teñido con colorante rosa. 
Estoy super feliz!!! Por fin he superado uno de mis baches pasteleros y con nota alta (según el jurado no sobornado, al que los he sometido)
¿Habéis visto que no han perdido el color y el brillo que tienen?
Ay no puedo dejar de mirarlos, ni de comerlos... están buenísimos.

Y ahora os dejo con la guia de los errores mas frecuentes a la hora de hacer macarons, que sepáis que a mi me han pasado todos...

1.- No utilizar Icing sugar. Nos pensamos que podemos utilizar azúcar glass o incluso hacerla nosotros mismos en la Termomix o en el robot y el resultado es lamentable. Pierden completamente la textura y se convierten en una masa granulosa imposible de comer.

2.- No tamizar el icing sugar, ni la almendra. Mismo resultado, se convierten en una pasta granulosa imposible de tragar.


3.- Integrar las claras a la mezcla de almendra+icing sugar, como si no hubiese un mañana. Errorrrrrr! Tienen que integrase con espátula, utilizando movimiento envolventes y suaves para que las claras no se desmonten, si esto pasa la mezcla se hará liquida y nos será imposible manejarla. Así que nos tocará tirarla a la basura y comenzar de nuevo.
Truco: los colorantes que utilicemos tienen que ser siempre en gel o pasta, los líquidos hacen que la masa pierda consistencia.

4.- El secado, hay que esperar, esperar y esperar. He leído que en lugares en los que hay mucha humedad, hay que dejarlos secar durante toda la noche, así que PACIENCIA! Si no esperamos el secado, el pie no se formará y perderemos la esponjosidad en el interior y el crujiente exterior, así que ya sabéis...
5.- Horneado, ay el horneado! como nos cuesta calcular el tiempo y la temperatura exacta. Si no conocemos bien el horno, lo mejor es empezar con una temperatura mas baja de la que os he indicado, aunque tardemos mas en el proceso. Si la ponéis muy alta, se quemaran, perderán el color y la textura. Si los sacáis demasiado pronto, se quedaran huecos y se partirán. 
Truco: la bandeja del horno tiene que estar fuera durante el precalentamiento del horno, la metemos directamente con los macarons cuando se alcance la temperatura de horneado.



Os aseguro que con esta receta-guia el resultado final será perfecto.
Espero vuestras experiencias macaronianas, qué vicio, qué vicio!

Besos mil !