En www.malqueridabakery.com, encontrarás todo lo necesario para tu repostería creativa.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Gum Christmas Cookies, Galletas de chicle navideñas


Que tal vais Malquerid@s?



Locos perdidos como yo por qué, casi sin daros cuenta, se os ha echado encima la Navidad?
Pues si, ya la tenemos a la vuelta de la esquina...
En Malquerida Bakery queremos celebrar la llegada de estas fiestas por todo lo alto!
Nosotros siempre fuimos mas de Reyes Magos que de Papa Noel, así que hemos decidido que como este año os habéis portado muy bien, a uno de vosotros los Reyes reposteros les dejen un estupendo regalo.
En colaboración con Montocier Cambra (que majos son) hemos lanzando este pedazo de sorteo que os va a encantar.
Ni mas ni menos que un cake stand chulisimo, un bol mezclador que ya lo quisiera yo para mis mejores recetas y una jarra y un set de cucharas para medir, todo mono monísimo y que sé, (porque ya me están llegando vuestros comentarios) que os está encantando.
Como muy bien os hemos contado, solo tenéis que ser fan de Montocier y de Malquerida Bakery en Facebook,dejar un comentario y empezar a portaros super bien, porque los Reyes ya os están viendo.

El día 5 de Enero haremos el sorteo!


Aparte, queremos seguir celebrando estas fechas con una dulce receta como la que os traemos hoy.
Estas ultimas semanas he estado haciendo el curso de Cakes Haute Coture Atelier de Patricia Arribálzaga.
Así que, utilizando una de sus recetas base y con nuestros habituales "tuneos", os traigo una receta muy navideña y original que espero que os guste.
Aparte de ser comestible, permite decorar el árbol de una forma muy original! 



Galletas de Chicle Navideñas con Cristal de Cereza

(Para unas 20 galletas medianas)


https://sites.google.com/site/malqueridablog/galletas-de-chicle-navidenas-con-cristal-de-cereza

¿Qué necesito?

200 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
100 gramos de azúcar
1 huevo talla L
375 gramos de harina
2 cucharadas soperas de chicle en pasta
5 piruletas de cereza


¿Cómo lo hago?

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se vuelva una mezcla cremosa e integrada.
Añadimos el huevo y continuamos batiendo.
Añadimos el chicle en pasta y sin dejar de batir, vamos añadiendo a cucharadas 360 gramos de harina tamizada.
Cuando hayamos incorporado toda la harina, enharinamos una superficie de trabajo y ponemos sobre ella la masa. Comenzamos a amasar, mientras vamos incorporando el resto de harina que teníamos reservada, cuando veamos que la masa ya no se pega a la superficie, debemos de dejar de incorporar harina.


Dividimos la masa en tres partes y las envolvemos en film transparente.
Reservamos en la nevera como mínimo dos horas.
Yo, normalmente estiraba la masa entre dos papeles de hornear y la dejaba en la nevera durante una noche entera, pero la verdad es que esta nueva forma que explica Patricia en el curso es mucho mas rápida y los resultados son perfectos.
Una vez pasadas las dos horas, ya tenemos nuestra masa libre de burbujas de aire que puedan afear nuestras galletas, y fría para poder ser estirada y que nos permita trabajar con ella fácilmente.


Precalentamos el horno durante 15 minutos a 180º calor arriba y abajo y sin ventilación. 
Cogemos una de las bolas de masa y la estiramos entre dos papeles de hornear con la ayuda de un rodillo.



Cortamos con el cortador elegido, yo en este caso he decidido hacer unos adornos navideños con caramelo cristalizado, por lo que utilizo dos cortadores circulares, uno para el exterior de la galleta y otro para el circulo interior.
Cuando tengo todas las galletas cortadas , las pongo sobre mi nueva bandeja de horno, que, que queréis una, no? Pues las tenéis disponibles en dos medidas diferentes y en varios colores pinchando aquí! Nos han chivado que las rosas y las azules dejan de fabricarse, así que si os gustan reservarlas ya!!!
Cogemos las piruletas (sin palo) o unos cuantos caramelos duros, de los normales, de esos que tiran los Reyes en la Cabalgata y los ponemos en una bolsa.
Ahora viene uno de los momentos que mas me relajan en el mundo reposteril, la destrucción de caramelos a rodillazo limpio !!!



Rodillazo de rodillo, no de rodilla ehhh! Los metemos en una bolsa y a golpes con el rodillo lo convertimos en trocitos pequeños, tampoco activéis el modo super destructor y los volatilicéis!
Cubrimos los agujeros interiores de nuestras galletas con los cristales de caramelo, teniendo cuidado para no poner en exceso y que se nos desborden.
Hay que poner justo la cantidad para que llegue al grosor de la galleta, pero que no rebose.
Con una boquilla, yo use la numero 3 hacemos un pequeño agujero en la parte superior de la masa, si, es para colgarlas del árbol!!!



Al ser galletas de color, tenemos que realizar un doble horneado, si solo hiciésemos uno perderíamos el color.
Cuando el horno esté caliente, horneamos 5 minutos, sacamos la bandeja del horno y dejamos airear las galletas durante 2-3 minutos, pasado este tiempo, volvemos a hornear durante otros 5 minutos.
Dejamos enfriar en una rejilla, durante al menos 24 horas antes de decorar, para que el cristal esté completamente duro y no se nos rompan.



Si queréis utilizar estas galletas para colgar en el árbol, siempre hay que embolsarlas, ya que el cristal de caramelo se estropea facilmente y no se conservan en condiciones óptimas durante mas de 2 o 3 días.
Al día siguiente ya podemos comenzar a decorar.

Decoración con glasa al punto para utilizar con manga

 ¿Qué necesito?

40 gramos de clara de huevo pasteurizada (es la ultima vez en mi vida que la uso, palabrita)
270 gramos de icing sugar
6 gotas de zumo de limón o lima

¿Cómo la hago?

Yo no utilizo batidora, la hago a mano así consigo que no me salgan burbujas de aire por exceso de batido.
Ponemos en un bol la clara de huevo y vamos añadiendo el azúcar a cucharadas a la vez que removemos, cuando hayamos añadido la totalidad del azúcar incluimos las 6 gotas de zumo de limón y continuamos removiendo, veremos como la glasa se vuelve brillante y extra blanca. Tiramos con la cuchara hacia arriba y, si vemos que se forman picos que se mantienen ligeramente, la tenemos en su punto.



Separamos en tres bols distintos para poder teñir.

Ahora os preguntareis por que digo que es la ultima vez que utilizo clara liquida pasteurizada, os lo cuento: Estoy harta de tirar el bote casi entero cada vez que hago galletas!!!
El bote mas pequeño que he visto en el mercado es para 9 claras, si con una clara tenemos para decorar unas 20 galletas aprox. y una vez abierto no se conserva mas de 48 horas en la nevera... pues eso, que cada vez que hago galletas abro un bote para usar 1 o 2 claras máximo y el resto termina en la basura.
Así que, esta es la ultima vez que lo uso, me paso a la albúmina, que funciona fenomenal y tiene una fecha de caducidad altísima.
La albúmina no es otra cosa que clara de huevo deshidrata, para usarla solo hay que hidratarla con agua, pero esto os lo dejo para otro día...
Teñimos la glasa con dos tonos de verde diferentes, uno hoja y otro mas navideño, estos tonos están los dos obtenidos del mismo colorante con unas pequeñas variaciones, a que mola eh?
He estado investigando como aclarar y obtener diferentes tonalidades a base de colores primarios, en breve os escribiré un post contándonos como lo hago para que os sirva de ayuda y no tengáis que estar comprando colorantes específicos cada vez que queréis obtener un tono concreto.
Como avance os diré, que el verde hoja que he utilizado es el normal de Wilton, pero para quitarle la fluorescencia le he añadido un poco de negro, si! de negro!
Ponemos la glasa en dos mangas pasteleras con una boquilla nº68 (cualquier boquilla de hoja pequeña sirve) y mezclamos hojas en los dos tonos alrededor de la corona.
Teñimos en rojo oscuro otra parte de glasa y con una boquilla nº3 hacemos pequeñas bolitas, imitando al fruto del acebo.
Las bolitas azules son sprinkles de azúcar.
Ya solo nos queda ponerle un lacito y a colgar!
A que quedan monas?


Como me ha sobrado bastante glasa roja, he realizado otras decoraciones.
Primero, con la glasa que tenia en la manga he delineado las galletas, a la glasa sobrante le he añadido una pequeña cantidad de agua y he batido hasta obtener un punto de relleno.
Con la ayuda de un biberón he rellenado las galletas y les he puesto nonpareils dorados, pequeños sprinkles, un lacito y a colgar!

Espero que os gusten, están riquísimas, el sabor a chicle de la galleta combina de maravilla con el cristal de cereza del centro, que vicio, que vicio!


Acordaros, que sin embolsar solo os duraran colgadas en el árbol unos 3 días, luego el cristal comenzara a estropearse y terminara rompiéndose. Por eso, lo mejor es embolsar y colgarlas que también quedan muy monas!


Esperamos vuestras fotos y comentarios en la pagina de Facebook Fondant Pasión.

Besos mil,


Malquerida

0 comentarios:

Publicar un comentario

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Gum Christmas Cookies, Galletas de chicle navideñas


Que tal vais Malquerid@s?



Locos perdidos como yo por qué, casi sin daros cuenta, se os ha echado encima la Navidad?
Pues si, ya la tenemos a la vuelta de la esquina...
En Malquerida Bakery queremos celebrar la llegada de estas fiestas por todo lo alto!
Nosotros siempre fuimos mas de Reyes Magos que de Papa Noel, así que hemos decidido que como este año os habéis portado muy bien, a uno de vosotros los Reyes reposteros les dejen un estupendo regalo.
En colaboración con Montocier Cambra (que majos son) hemos lanzando este pedazo de sorteo que os va a encantar.
Ni mas ni menos que un cake stand chulisimo, un bol mezclador que ya lo quisiera yo para mis mejores recetas y una jarra y un set de cucharas para medir, todo mono monísimo y que sé, (porque ya me están llegando vuestros comentarios) que os está encantando.
Como muy bien os hemos contado, solo tenéis que ser fan de Montocier y de Malquerida Bakery en Facebook,dejar un comentario y empezar a portaros super bien, porque los Reyes ya os están viendo.

El día 5 de Enero haremos el sorteo!


Aparte, queremos seguir celebrando estas fechas con una dulce receta como la que os traemos hoy.
Estas ultimas semanas he estado haciendo el curso de Cakes Haute Coture Atelier de Patricia Arribálzaga.
Así que, utilizando una de sus recetas base y con nuestros habituales "tuneos", os traigo una receta muy navideña y original que espero que os guste.
Aparte de ser comestible, permite decorar el árbol de una forma muy original! 



Galletas de Chicle Navideñas con Cristal de Cereza

(Para unas 20 galletas medianas)


https://sites.google.com/site/malqueridablog/galletas-de-chicle-navidenas-con-cristal-de-cereza

¿Qué necesito?

200 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
100 gramos de azúcar
1 huevo talla L
375 gramos de harina
2 cucharadas soperas de chicle en pasta
5 piruletas de cereza


¿Cómo lo hago?

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se vuelva una mezcla cremosa e integrada.
Añadimos el huevo y continuamos batiendo.
Añadimos el chicle en pasta y sin dejar de batir, vamos añadiendo a cucharadas 360 gramos de harina tamizada.
Cuando hayamos incorporado toda la harina, enharinamos una superficie de trabajo y ponemos sobre ella la masa. Comenzamos a amasar, mientras vamos incorporando el resto de harina que teníamos reservada, cuando veamos que la masa ya no se pega a la superficie, debemos de dejar de incorporar harina.


Dividimos la masa en tres partes y las envolvemos en film transparente.
Reservamos en la nevera como mínimo dos horas.
Yo, normalmente estiraba la masa entre dos papeles de hornear y la dejaba en la nevera durante una noche entera, pero la verdad es que esta nueva forma que explica Patricia en el curso es mucho mas rápida y los resultados son perfectos.
Una vez pasadas las dos horas, ya tenemos nuestra masa libre de burbujas de aire que puedan afear nuestras galletas, y fría para poder ser estirada y que nos permita trabajar con ella fácilmente.


Precalentamos el horno durante 15 minutos a 180º calor arriba y abajo y sin ventilación. 
Cogemos una de las bolas de masa y la estiramos entre dos papeles de hornear con la ayuda de un rodillo.



Cortamos con el cortador elegido, yo en este caso he decidido hacer unos adornos navideños con caramelo cristalizado, por lo que utilizo dos cortadores circulares, uno para el exterior de la galleta y otro para el circulo interior.
Cuando tengo todas las galletas cortadas , las pongo sobre mi nueva bandeja de horno, que, que queréis una, no? Pues las tenéis disponibles en dos medidas diferentes y en varios colores pinchando aquí! Nos han chivado que las rosas y las azules dejan de fabricarse, así que si os gustan reservarlas ya!!!
Cogemos las piruletas (sin palo) o unos cuantos caramelos duros, de los normales, de esos que tiran los Reyes en la Cabalgata y los ponemos en una bolsa.
Ahora viene uno de los momentos que mas me relajan en el mundo reposteril, la destrucción de caramelos a rodillazo limpio !!!



Rodillazo de rodillo, no de rodilla ehhh! Los metemos en una bolsa y a golpes con el rodillo lo convertimos en trocitos pequeños, tampoco activéis el modo super destructor y los volatilicéis!
Cubrimos los agujeros interiores de nuestras galletas con los cristales de caramelo, teniendo cuidado para no poner en exceso y que se nos desborden.
Hay que poner justo la cantidad para que llegue al grosor de la galleta, pero que no rebose.
Con una boquilla, yo use la numero 3 hacemos un pequeño agujero en la parte superior de la masa, si, es para colgarlas del árbol!!!



Al ser galletas de color, tenemos que realizar un doble horneado, si solo hiciésemos uno perderíamos el color.
Cuando el horno esté caliente, horneamos 5 minutos, sacamos la bandeja del horno y dejamos airear las galletas durante 2-3 minutos, pasado este tiempo, volvemos a hornear durante otros 5 minutos.
Dejamos enfriar en una rejilla, durante al menos 24 horas antes de decorar, para que el cristal esté completamente duro y no se nos rompan.



Si queréis utilizar estas galletas para colgar en el árbol, siempre hay que embolsarlas, ya que el cristal de caramelo se estropea facilmente y no se conservan en condiciones óptimas durante mas de 2 o 3 días.
Al día siguiente ya podemos comenzar a decorar.

Decoración con glasa al punto para utilizar con manga

 ¿Qué necesito?

40 gramos de clara de huevo pasteurizada (es la ultima vez en mi vida que la uso, palabrita)
270 gramos de icing sugar
6 gotas de zumo de limón o lima

¿Cómo la hago?

Yo no utilizo batidora, la hago a mano así consigo que no me salgan burbujas de aire por exceso de batido.
Ponemos en un bol la clara de huevo y vamos añadiendo el azúcar a cucharadas a la vez que removemos, cuando hayamos añadido la totalidad del azúcar incluimos las 6 gotas de zumo de limón y continuamos removiendo, veremos como la glasa se vuelve brillante y extra blanca. Tiramos con la cuchara hacia arriba y, si vemos que se forman picos que se mantienen ligeramente, la tenemos en su punto.



Separamos en tres bols distintos para poder teñir.

Ahora os preguntareis por que digo que es la ultima vez que utilizo clara liquida pasteurizada, os lo cuento: Estoy harta de tirar el bote casi entero cada vez que hago galletas!!!
El bote mas pequeño que he visto en el mercado es para 9 claras, si con una clara tenemos para decorar unas 20 galletas aprox. y una vez abierto no se conserva mas de 48 horas en la nevera... pues eso, que cada vez que hago galletas abro un bote para usar 1 o 2 claras máximo y el resto termina en la basura.
Así que, esta es la ultima vez que lo uso, me paso a la albúmina, que funciona fenomenal y tiene una fecha de caducidad altísima.
La albúmina no es otra cosa que clara de huevo deshidrata, para usarla solo hay que hidratarla con agua, pero esto os lo dejo para otro día...
Teñimos la glasa con dos tonos de verde diferentes, uno hoja y otro mas navideño, estos tonos están los dos obtenidos del mismo colorante con unas pequeñas variaciones, a que mola eh?
He estado investigando como aclarar y obtener diferentes tonalidades a base de colores primarios, en breve os escribiré un post contándonos como lo hago para que os sirva de ayuda y no tengáis que estar comprando colorantes específicos cada vez que queréis obtener un tono concreto.
Como avance os diré, que el verde hoja que he utilizado es el normal de Wilton, pero para quitarle la fluorescencia le he añadido un poco de negro, si! de negro!
Ponemos la glasa en dos mangas pasteleras con una boquilla nº68 (cualquier boquilla de hoja pequeña sirve) y mezclamos hojas en los dos tonos alrededor de la corona.
Teñimos en rojo oscuro otra parte de glasa y con una boquilla nº3 hacemos pequeñas bolitas, imitando al fruto del acebo.
Las bolitas azules son sprinkles de azúcar.
Ya solo nos queda ponerle un lacito y a colgar!
A que quedan monas?


Como me ha sobrado bastante glasa roja, he realizado otras decoraciones.
Primero, con la glasa que tenia en la manga he delineado las galletas, a la glasa sobrante le he añadido una pequeña cantidad de agua y he batido hasta obtener un punto de relleno.
Con la ayuda de un biberón he rellenado las galletas y les he puesto nonpareils dorados, pequeños sprinkles, un lacito y a colgar!

Espero que os gusten, están riquísimas, el sabor a chicle de la galleta combina de maravilla con el cristal de cereza del centro, que vicio, que vicio!


Acordaros, que sin embolsar solo os duraran colgadas en el árbol unos 3 días, luego el cristal comenzara a estropearse y terminara rompiéndose. Por eso, lo mejor es embolsar y colgarlas que también quedan muy monas!


Esperamos vuestras fotos y comentarios en la pagina de Facebook Fondant Pasión.

Besos mil,


Malquerida